CRÓNICAS DE RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

"JURO DESEMPEÑAR FIELMENTE MIS FUNCIONES /
GUARDAR Y HACER GUARDAR LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES /
Y RESPETAR LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS"

"La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley". Artículo 117.1 de la Constitución Española.

¿Y qué pasa, Majestad, cuando los jueces incumplen la Constitución que tú juraste guardar y hacer guardar? Así como te hemos visto defendiendo la Constitución Española manu militari el 3 de octubre del 2017 frente a la "proclamación" de la ficticia república catalana, jamás te hemos visto reprendiendo a los jueces que, en tu nombre, han humillado a España en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en repetidas ocasiones; decenas de veces desde tu juramentación como Rey.

Los jueces negligentes, incapaces o prevaricadores vulnerando el Código Penal y la Constitución Española y tú sin levantar la voz. ¿Y así hasta cuándo? ¿Por qué las víctimas de la intocable casta judicial "inamovible" (inamovible como tú, Majestad, que no te ha elegido nadie) han de seguir pagándote el sueldo si los jueces corruptos se mean en tu nombre en la Constitución que tu juraste cumplir y hacer cumplir?

Felipe, Majestad, tú no habías cumplido aún diez años cuando deserté del MPAIAC esperanzado ante la recuperación de la democracia después de 40 años de Dictadura. ¿Por qué pegar tiros pudiendo pegar carteles electorales? Durante varios años estuve perseguido por los pistoleros del difunto Antonio Cubillo Ferreira QEPD bajo la calumnia de ser agente de la CIA y de los servicio secretos españoles. Hasta para la OTAN había trabajado según la campaña de difamación orquestada por el "comandante supremo" de las "Fuerzas Armadas Guanches" Antonio Cubillo Ferreira por denunciar sus tejemanes bajo la dirección del FLN argelino. Yo quería echar a España de Canarias pero no a costa de convertir a las islas en un campo de batalla entre potencias extranjeras. ¿Independientes de España pero dependientes de Argelia? Nunca me he arrepentido de haber dado aquel paso aun cuando la prometida democracia se quedó sólo en eso; en una promesa timocrática sobre todo en materia de justicia.

Una vez publicado el libro "Días de silencio, tiempo de cristal", en 1985, para salir definitivamente del escondite donde me había metido Antonio Cubillo Ferreira con su acusación de "traición" a la Independencia de Canarias, tres años después tuve el primer encontronazo con la justicia del régimen timocrático español. Una señora disfrazada de jueza en Granollers, adonde me había mudado desde Barcelona, me condenó en un juicio amañado a pagar una multa de 25.000 pesetas por un incidente con gente "importante" de la ciudad. Prevaricación y falsedad en documento público. Le vi las orejas a la loba porque aquella "jueza independiente" trabajaba por orden de terceros. No me quedé de brazos cruzados y nació la Organización de Usuarios de la Justicia (OUJ) más tarde declarada enemiga pública número uno de la mafia politico-judicial y mediática especialmente de Cataluña, aunque gracias a una entrevista-reportaje en la revista "Pronto" llegó a ser conocida hasta en Orihuela del Tremedal.

Cuando la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Granollers me citó para ejecutar la condena descubrí un "anexo" a la sentencia: pagaba las 25.000 pesetas o me condenaba a no sé cuántos fines de semana de arresto domiciliario.

"No voy a pagar la multa porque la condena ha prescristo ni voy a cumplir el arresto domiciliario porque en la sentencia no se contempla ningún arresto sustitutorio".

No debió sentarle bien a la presunta jueza mi "arrogancia" porque echó mano de un montón de "diligencias de relleno" (como se conoce en el argot judicial a las diligencias falsas con la finalidad de adulterar el procedimiento) para darle vuelta a la tortilla. Jaque mate a través de un escrito sin faltas de ortografía y buena sintaxis recordándole ciertos artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos. La dejé con el agua a la altura del pescuezo y a la secretaria del Juzgado ofreciéndome un arreglo sin "vencedores ni vencidos" pero me negué en redondo. Un par de semanas después la presunta jueza se bajó del burro y anuló el juicio de faltas. No hubo nunca juicio ni multa ni arresto sustitutorio. Juicio nulo de pleno derecho. La soberbia de la "jueza" y sus influyentes amistades fueron a parar a la papelera. Cuando tuve en mis manos la resolución definitiva la denuncié en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, pero la abogada de oficio Mercedes Roselló Rubio no se atrevió a firmar la querella (comportamiento habitual entre muchos temerosos intermediarios procesales, de ahí la necesidad de suprimirlos optativamente por desconfianza en su capacidad y redaños, máxime en las ciudades pequeñas donde pueden ser más fácilmente represaliados). Denuncié los hechos en la Fiscalía General del Estado pero tampoco el "Pollo del Pinar" (conocido también como Eligio Hernández Gutiérrez) quiso saber nada. ¿Justicia? ¿Qué justicia, Felipe? Y aún la Organización de Usuarios de la Justicia no se había enfrentado de verdad a la mafia. Tanta "pasión" despertó la OUJ que, un magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, tiempo después nombrado director de la Escuela Judicial de Barcelona (una "fábrica de hacer jueces como churros" por donde, en aquellos años, pasó la murciana María Victoria Rosell Aguilar más tarde emparentada con la familia de Pedro Sosa Santana, detenido en 1988 presuntamente por abuso de menores), me citó en su despacho para ofrecerme un puesto de libre designación en la Administración de Justicia "porque necesitamos gente valiosa como usted". Me olió a cuerno quemado y aparté de mí aquel caliz. La segunda oferta "imposible de rechazar" me la hizo la mafia catalana a través de un recadero del más tarde Molt Honorable Artur Mas i Gavarró. ¡Ya coño, Majestad! Yo, "el zorro, zorro, zorrito", como Pepe Iglesias, guardando las gallinas.

Ocho años peleando en balde contra la mafia político-judicial encubierta por los perriodistas dependendientes del plato de macarrones con salsa de tomate Orlando. En 1995, cuando la prensa bacinilla de Barcelona y Madrid nos dio la espalda definitivamente por orden del mando político-judicial, harto de nuestras acciones contra la mafia, toqué en la puerta del periódico vasco EGIN. Mi primer artículo, titulado "Hay dos formas de matar", hablaba del paralelismo entre los asesinatos de ETA y los asesinatos morales perpetrados por jueces negligentes y prevaricadores capaces de matar la honra, la libertad y el patrimonio de sus víctimas. Los jueces corruptos españoles (no todos porque detrás de la Organización de Usuarios de la Justicia hubo mucha simpatía y compromiso con la democratización del poder judicial mediante la elección popular tanto del Fiscal General del Estado como del Tribunal Constitucional, amén de la implatación de los tribunales populares para enjuiciar a los magistraditos salidos del tiesto, y evitar así la desagradable sospecha de jueces enjuiciándose entre sí, hoy por ti y mañana por mí) babeaban de rabia con mis artículos en el recordado periódico vasco EGIN, clausurado en 1998 por el saltimbanqui Baltasar Garzón Real por encargo del más tarde famoso Señor de la Guerra en Irak.

Después de mi paso por la Organización de Usuarios de la Justicia nunca más confié en la "justicia" corporativa de los jueces inamovibles como tú, Felipe, y como antes tu señor padre. La justicia es democrática o no es justicia. ¿Jueces inamovibles convertidos en dioses o monarcas al margen de los contribuyentes? ¿O sea que el pueblo únicamente está para votar cada tres o cuatro años y pagar religiosamente los impuestos? Felipe, Majestad, es necesario democratizar tanto la Jefatura del Estado como la Administración de Justicia. La Jefatura del Estado porque la monarquía está reñida con la democracia desde la Antigua Roma y la Administración de Justicia porque hay que depurar a la casta togada. Basta de "inamovibilidad" y basta de puertas giratorias. Basta de jueces salidos del tiesto sin una bonita pareja de pulseras (grilletes, esposas, ganchos) en Estremera. Qué raro, tú. Miles de reclusos en las cárceles españolas y no hay ni un juez a la sombra. Raro ¿no?

100.000 EUROS DE SUELDO POR BIGOTE

Felipe, preséntate a las elecciones o renuncia a la corona para que los jueces no puedan dictar en tu nombre resoluciones injustas (u omitirlas por negligencia dolosa). Mi demanda contra la segunda parte de la campaña de difamación terrorista orquestada por el cibersicariato paramilitar colombiano dirigido por Carlos Escobar Marín a las órdenes del matarife Álvaro Uribe Vélez, sólo por haber sido presentada en la Audiencia Nacional, obligaba de oficio a los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo José Féliz Méndez Canseco; Ana Maria Sangüesa Cabezudo; Isabel García García-Blanco; Lucía Acín Aguado y Francisco Díaz Fraile a poner en conocimiento de la Fiscalía General del Estado la difamación contral el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (una institución del Estado según el artículo 504 del Código Penal) en concordancia con el artículo 3.1 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, por haber sido involucrado en una campaña de difamación terrorista mediante un "comunicado" inexistente publicado en wordpress. ¿Han cumplido dichos magistrados "inamovibles" con lo dispuesto en el Código Penal (CP) y en la Ley de Enjuciamiento Criminal (LECr) o son reos de un delito contra la Administración Pública; contra la Administración de Justicia y contra la Constitución? ¿Cuántos funcionarios del Estado han incumplido los artículos 408, 451 y 504 del CP y 262 de la LECr omitiendo su obligación de poner en conocimiento de la Fiscalía General del Estado la difamación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid? No se trata de un delito perseguible de parte sino de oficio porque el TSJM, como la Corona, es una Institución del Estado:

"Incurrirán en la pena de multa de doce a dieciocho meses los que calumnien, injurien o amenacen gravemente al Gobierno de la Nación, al Consejo General del Poder Judicial, al Tribunal Constitucional, al Tribunal Supremo, o al Consejo de Gobierno o al Tribunal Superior de Justicia de una Comunidad Autónoma" (Art. 504 del CP).

Hasta la presentación de la demanda en la Audiencia Nacional por Responsabilidad Patrimonial del Estado, en dos ocasiones la Fiscalía Provincial de Las Palmas tuvo conocimiento, a través de sendas denuncias, tanto del delito contra mi honra como del delito por difamación del TSJM apareciendo en una campaña de terrorismo psicológico gracias a un "comunicado" inexistente. ¿Qué hizo en las dos ocasiones la Fiscalía Provincial de Las Palmas o no es delito simular un delito a través de una denuncia falsa? El autor de la calumnia publicada en wordpress.com acusó al TSJM de acusarme de haber sido condenado a través de un "comunicado" inexistente (una denuncia falsa tipificada en el artículo 456 del CP como simulación de delito). ¿Qué han hecho tanto la policía como la Guardia Civil en su función de investigar los delitos contra los ciudadanos y las instituciones del Estado como el TSJM? ¿Qué hizo el propio TSJM cuando el Presidente tuvo conocimiento del descrédito del mismo en wordpress.com? ¿Por qué el Estado ha insistido sistemáticamente en mirar para otro lado? ¿Qué no me perdona ese Estado, Majestad, para convertir su disimulada negligencia en una verdadera persecución o cacería judicial? ¿Por qué hasta la Fiscalía General del Estado se ha lavado las manos como Poncio Pilato? Majestad, no lo dudes, tus jueces volverán a humillarte en Estrasburgo cuando después del periplo judicial español (quién sabe por cuánto tiempo más) el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condene a España por la vulneración de mi derecho a la tutela judicial efectiva y la violación de mi derecho al honor. No me quedaré quieto mientras tanto. Seguiré denunciando públicamente que todo obedece a una persecución del Estado vengativo por mi defensa de la descolonización de Ceuta y Melilla y la convocatoria de un referéndum de autodeterminación de vascos y catalanes pactado democrática y pacíficamente con el Estado.

Majestad, España ya no es la España del "Rey Prudente" Felipe II. España dejó de ser Imperio en el siglo XIX y potencia europea de segundo orden en el siglo XX con retales coloniales en Marruecos, Guinea Ecuatorial y Canarias. A medio plazo vislumbro una España dividida en dos grandes regiones político-administrativas con soberanía plena. De una parte la Confederación de Repúblicas Ibéricas (constituida por la Federación Vasco-Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares) y por otro lado el Reino de Castilla y Aragón con Galicia, Extremadura y Andalucía). Los enclaves coloniales africanos de Ceuta y Melilla se reintegrarán en Marruecos y Canarias, excluida de un proceso de Independencia como Estado soberano por la ausencia de estrategas y soldados, deberá elegir entre la Confederación de Repúblicas Ibérica y el Reino de Castilla y Aragón. La tercera opción es adherirse a Marruecos como Estado Libre Asociado para no renunciar a la plataforma marítima continental (a la que nunca tendrá derecho siendo una colonia europea en el continente africano) y para hacer frente a cualquier amenaza de terceros países o de organizaciones terroristas afines.

II PARTE DE LA CAMPAÑA DE TERRORISMO PSICOLÓGICO

Pero volvamos a tus jueces, Majestad, a esos jueces que, en tu nombre, administran presuntamente la justicia. Felipe, ¿qué pasaría si yo, en un supuesto negado, te acusara de pedofilia valiéndome de un "comunicado" falso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (para darle verosimilitud a la patraña) publicado anónimamente en wordpress.com u otro portal gratuito para la desinformación terrorista? ¿Por qué no podría abrir yo tantos perfiles falsos similares a tantos jueces y funcionarios del Estado como han conocido la calumnia publicada por el terrorista Carlos Arturo Escobar Marín bajo las órdenes del matarife Álvaro Uribe Vélez sin haber hecho nada? Efectivamente no tengo mando sobre aviones de guerra ni carros de combate; soy un ciudadano desarmado. Pero ¿eso me quita razón frente a un presunto Estado de Derecho? ¡Pobre, España, Majestad! Cada vez más pequeñita y humillándote reiteradamente en Estrasburgo. No soy sujeto de derecho como denunciante de parte ni tampoco el TSJM es sujeto de derecho de oficio. El asunto es pisotear la justicia de una forma u otra. Y tú, comiendo de la sopa boba. ¿Hasta cuándo, Majestad?

Felipe, deberías romper esa fotografía con el matarife Álvaro Uribe Vélez después de haber sido despojado del Premio de las Cortes de Cádiz a la Libertad. ¿Libertad? ¿Qué libertad hablando del represor de periodistas, jueces íntegros y defensores de los derechos humanos? ¿Qué dosis de "libertad" me ha administrado este neonazi a través de su ejército de cibersicarios intentando desacreditar mi testimonio sobre la narcoparaletrina colombiana a través de la difamación? Desde el año 2011 esos asesinos morales parapetados en la impunidad me han acusado de todo. Empezaron como los seguidores de Hitler "señalándome" de homosexual (una imprudencia a la vista de lo visto de Jerónimo Uribe Moreno en las redes sociales). Luego se dieron cuenta del poco éxito de la técnica homofóbica y ampliaron el "horizonte" para acusarme, desde múltiples perfiles falsos abiertos con mi nombre en las redes sociales, de proxeneta; socio de Pablo Escobar Gaviria; condenado en Costa Rica por narcotráfico; buscado por la Interpol, el FBI y la policía española; asesino del GAL; estafador de bancos por internet. Llenaron de mierda el buscador de google. Hasta que descubrieron algo más sustancioso, y quien sabe si ideado en combinación con alguna cloaca de la "madre patria" a la vista de la permanencia durante seis años en el portal para la desinformación terrorista wordpress.com de esa "condena" de 26 años de cárcel según un "comunicado" del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. ¿Quién me garantiza que detrás de esa campaña de terrorismo psicológico no hay una "mano negra" española? No sería el primer caso de sicariato extranjero para "ajusticiar" a un connacional (recordemos los crímenes del GAL con "mano de obra" portuguesa). Colombia no se ha atrevido ni se atreverá a matarme en Las Palmas de Gran Canaria porque obra en mi poder un escrito del Ministerio del Interior y eso comprometería a España después de haber denunciado por activa y por pasiva mi situación de riesgo. Colombia ha renunciado a enviar a un sicario porque sus sicarios morales desde internet siguen tratando de matarme civilmente con la vista gorda de España. Todo atado y bien atado como en tiempos de Paca la Culona (como el general Queipo de LLano y Sierra llamaba cariñosamente a Francisco Franco Bahamonde, el Dictador, de quien tu señor padre "heredó" la corona). Qué mierda de justicia y democracia. Nadie podrá decirme "Roma no paga traidores" porque a "Roma" nada le debo. Simplemente se burló en 1977 cuando nos prometió justicia y democracia. ¿Esto es bueno o es malo? Roma sabe que no hay enemigo pequeño y que el Imperio de Roma dejó de existir hace muuucho tiempo. España sin la protección del Tio Sam ni el islote de Perejil hubiera podido conservar.

I PARTE DE LA CAMPAÑA DE TERRORISMO PSICOLÓGICO

Majestad, ahora hablemos de la primera parte de la campaña terrorista ordenada por el matarife Álvaro Uribe Vélez (traicionando mi aportación a la democracia colombiana en el año 2000 y posteriormente en el 2002 emprendiendo acciones contra Andrés Pastrana Arango por su nauseabunda "mesa de diálogo" con la narcoguerrilla mientras ésta continuaba asesinando; reclutando menores y protegiendo las rutas del narcotráfico) porque, según lo previsto por el nieto del "Príncipe del Pardo", el franquista Manuel Iglesias Ramírez, la jueza Victoria Rosell Aguilar será nombrada consejera del CGPJ; digo Consejo General del Poder Judicial y no Joder Judicial como publicó el BOE el 14 de septiembre de 1984, y por lo tanto deberás juramentarla como miembra del CGPJ de puertas giratorias.

Como "administradora de justicia" en tu nombre tiene un mancha colombiana. Después de mi regreso precipitado desde Colombia, en septiembre del 2009, en vez de volver a Barcelona donde había vivido 25 años desde 1973, decidí retornar a Las Palmas de Gran Canaria, donde la mafia ya me esperaba con las uñas afiladas según me advirtieron en Madrid. Efectivamente tras los sucesos ocurridos en Colombia regresé con el hacha en la mano. A pesar de llegar enfermo, con apenas 60 kilos de peso y una caquexia grave tras haber mantenido tres huelgas de hambre por la infamia perpetrada por el Consulado General de España en Cartagena de Indias y más tarde por los "paños calientes" de Álvaro Uribe Vélez, los servicios sociales del Ayuntamiento recibieron la orden del "mando político" (Jerónimo Saavedra Acevedo ostentaba la alcaldía) de no facilitarme ni un vaso de agua. Durante seis meses estuve sin médico de cabecera y por lo tanto sin reconocimiento clínico para saber si las tres huelgas de hambre me habían dejado secuelas en el hígado, riñón y páncreas como me alertaron en el Hospital de Engativá de Bogotá donde estuve ingresado de urgencia hasta poco antes de obligar a Colombia a repatriarme sin la intervención de la Embajada de España.

Digo obligar porque ni el gobierno de Álvaro Uribe Vélez ni el presidido por Rodríguez Zapatero deseaban una solución "a las bravas" como yo me había propuesto. Estaba como un apátrida en tierra de nadie tras perder todas las acciones judiciales emprendidas contra el Consulado General de España en Cartagena de Indias (por denegación de auxilio) y contra el Ministerio de Relaciones Exteriores (por denegación de asilo político ante la denegación de auxilio del consulado). No todas las instituciones colombiana actuaron como el Ministerio de Relaciones Exteriores ni como Álvaro Uribe Vélez (que me mandó un papelucho diciéndome que él no podía interferir en los asuntos de un gobierno extranjero). Siempre recordaré tanto al Defensor del Pueblo Regional de Bolívar como al Tribunal Administrativo de Cartagena. Hicieron todo cuanto pudieron, y así me lo dijo la secretaria del Tribunal Administrativo de Cartagena, en su despacho. "Su caso es una flagrante injusticia pero no tenemos juridisdicción ni contra el consulado ni contra el ministerio".

Cuando la canciller María del Pilar González Abad (ahora trabaja en el Consulado de España en Guayaquil sellando visados) me ofreció de "boquilla" un arreglo (después de haber visto mi entrevista en el periódico "La Verdad" denunciando la denegación de auxilio del consulado que provocó mi primera hospitalización de urgencia en el Hospital Local de la Esperanza), me negué en redondo a aceptar las migajas. Después del tortuoso viaje de Cartagena de Indias hasta Bogotá (con una nueva hospitalización de urgencia en el Hospital de Bosconia) me enfrenté directamente a Álvaro Uribe Vélez como he explicado en este documento. Entremedias nuevo ingreso de urgencia en el Hospital de Engativá, y de ahí a desafiar al todopoderoso DAS (Departamento Administrativo de Seguridad, no sólo con funciones de servicio secreto de la Presidencia de la República, sino como Departamento de Migración). El 31 de octubre del 2011 el entonces presidente Juan Manuel Santos Calderón suprimió el DAS por sus múltiples actividades criminales a las órdenes de Álvaro Uribe Velez. Como ni Uribe Vélez quiso mojarse el culo ni yo deseaba relacionarme con los españoles de la Embajada para solicitar un visado especial para las autoridades colombianas de emigración por la pérdida de mi pasaporte en Cartagena de Indias (extravío o hurto), sólo me quedaba el DAS. Cuando pretendieron irse por las ramas, directamente los amenacé: "¿Qué tengo que hacer para que ustedes me deporten a España puesto que soy un extranjero indocumentado? ¿Acaso hablar de paramilitarismo?". Mano de santo porque me invitaron a tomar un vuelo de Avianca al día siguiente. Me demoré una semana en aceptar la invitación porque aún tenía pendiente un compromiso en Bogotá.

De Bogotá a Madrid y de Madrid, tras varios días yendo y viniendo a la puerta del palacio de La Moncloa (donde ya había otro ciudadano protestando), a Gran Canaria, donde nació mi madre y la madre de mi madre. En Las Palmas de Gran Canaria, donde me parió mi madre, la mafia cagona intentó tocarme los boliches. En vísperas del desembarco de los Reyes Magos en el muelle de Santa Catalina, le escribí una carta a Melchor, Gaspar y Baltasar.

"Queridos Reyes Magos de Oriente: En este bonito día de ilusión, cuando estáis a punto de desembarcar en el muelle de Santa Catalina, donde seréis recibido por el alcalde DON Jerónimo Saavedra Acevedo, capo del Partido del GAL en Las Palmas de Gran Canaria, quiero pediros un regalito para él, una bonita hembra. No se la merece, sino carbón, pero a ver si así se comporta mejor en el futuro"

La mafia no resolló, pero como siguieron haciéndome putadas, continué largando de DON Jerónimo Saavedra Acevedo, y sobre todo del GAL. Nunca lo acusé de formar parte sino de ser parte del partido donde nació aquella banda terrorista. En aquel entonces, recién llegado yo a la patria después de tantos años de ausencia, no conocía quién era quién ni por supuesto que Carlos Sosa Báez, ex jefe de Prensa o propaganda del PSOE a las órdenes de DON Jerónimo Saavedra Acevedo, tenia fama en la isla como soplón de la Jefatura Superior de Policía de Canarias yendo y trayendo chivatazos e invenciones contra el Partido Popular de Jose Manuel Soria López. Más tarde até cabos y apunté sin riesgo a equivocarme hacia Anacleto como la "mano negra" de una trama para meterme en la cárcel o censurar judicialmente mi página digital o definitivamente obligarme a marchame de Gran Canaria. ¿Marcharme yo de mi patria y la patria del guerrero Doramas? ¡Cagones de mierda!

Meses después de mi carta a los Reyes Magos el testaferro de DON Jerónimo Saavedra Acevedo (director del gabinete de la alcaldía) y plumilla del tebeo digital de Anacleto (Carlos Sosa Báez), John Wayne (inscrito en el Registro Civil como Salvador Gregorio García LLanos), se presentó en la Jefatura Superior de Policía de Canarias, a sus pies por haber sido Delegado en Canarias del Gobierno de Rodríguez Zapatero, en 2008, y puso a trabajar a los muchachos del Grupo de Delitos Tecnológicos. Las diligencias policiales se presentaron en el Juzgado de Guardia justo cuando estaba de guardia Victoria Rosell Aguilar, conocida en la isla como socia-consorte de Carlos Sosa Báez (ex jefe de Prensa o propaganda del PSOE cuando DON Jerónimo Saavedra Acevedo ocupaba la Secretaría General del partido en Canarias). La jueza Victoria Rosell Aguilar no mandó las Dilegencias Previas a reparto sino que se las quedó ella. ¿Para hacer justicia en tu nombre, Majestad, o para vulnerar las normas de reparto? ¡Tremendo consorcio entre John Wayne, Anacleto y la jueza murciana! Si aquel montaje tuvo por objeto eliminarme o amilanarme no sucedió ni una cosa ni la otra. ¡Pero! La vengativa socia-consorte de Carlos Sosa Báez; condenada por okupar la servidumbre de paso de sus vecinos en el Barranquillo de Don Zoilo y denunciada presuntamente por fraude a la Seguridad Social, me la guardaba. ¡Y los cibersicarios de Álvaro Uribe Vélez le brindaron la ocasión! El terrorista Carlos Escobar Marín, a través de una de sus múltiples testaferros-amantes, Tonya Geese, registró en España el dominio rafaelsanchezarmas.es con fines denigratorios. Interpuesta la denuncia en el Juzgado de Guardia la misma recayó en el Juzgado de Instrucción número 8. El presunto juez Alberto Puebla Contreras, sustituto temporal de Victoria Rosell Aguilar, archivó la denuncia por no ser los hechos constitutivos de delito. Presentado el correspondiente recurso de apelación, meses después porque así es la justicia fallida monárquica (rauda con los poderosos y remolona con los ciudadanos desarmados), la jueza "progresista" Victoria Rosell Aguilar, cuando se reincorporó al juzgado, guardó mi recurso en un cajón durante un año mientras la basura publicada por la testaferro del terrorista Carlos Escobar Marín seguía circulando por las redes sociales gracias a la difusión de miles de seguidores del matarife Álvaro Uribe Vélez. Hasta en dos ocasiones me quejé ante el CGPJ (por dilación indebida, hoy digo dilación dolosa). La jueza vengativa, en su impune soberbia, se apartó del caso y le pasó el muerto a un tercer juez: Florencio Barrera Espinel, que rechazó el recurso de apelación por "extemporaneo". ¿Justicia de mierda, Majestad, o soy un exagerado? Tres años estuvo activo impunemente ese dominio injurioso. ¿Se lo vas a recordar a Victoria Rosell Aguilar cuando le tomes juramento como miembra del Consejo General del Poder Judicial que no "Joder Judicial" como apareció en aquel BOE de 1984?

"Majestad, estamos viviendo momentos muy graves para la justicia y la democracia. Todos somos testigos de la sucesión de condenas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra España por el reiterado incumplimiento del orden constitucional en los estrados judiciales quebrando las leyes y la Constitución que tu juraste guardar y hacer guardar. Hace tiempo, la sociedad está fracturada por el menosprecio de los jueces "inamovibles" que, en tu nombre, y de forma irresponsable, han puesto y ponen en riesgo la estabilidad social, patrimonial y emocional de los justiciables. ¿Ninguna responsabilidad la de esos jueces "inamovibles" por las sucesivas condenas en Estrasburgo contra España? Ni ellos son responsables ni tú tampoco según el artículo 56.3 de la Constitución. ¿Me puedes explicar este galimatías? Como todo el mundo sabe, aquí y en el resto del mundo, sin respeto a la ley no hay democracia en paz y libertad".

HASTA CUÁNDO ESPAÑA HASTA CUÁNDO

ESPAÑA AÚN ESTAMOS A TIEMPO DE NEGOCIAR

ABOLICIÓN DE LA MONARQUIA POR INUTILIDAD

PROBLEMAS SIEMPRE CON LOS ESPAÑOLES

GUERRA SUCIA PARA EL ASESINATO CIVIL

JUSTICIA ESPAÑOLA HUMILLADA

TERRORISTA CARLOS ESCOBAR MARÍN

ESCOBAR A LAS ÓRDENES DEL MATARIFE

REDES INSACIABLES DEL TERROR

INFORMANDO QUE ES GERUNDIO


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES