BRONCA Y LÁGRIMAS EN LA DESPEDIDA DE LA PRESIDENTITA COSTITUZIONALE

NUEVO ESCÁNDALO EN EL TRIBUNALITO CONSTITUCIONAL

ABOGADITA ESPAÑOLA DE ARMAS TOMAR

SICARIO ASESINA A MARIDITO DE LA ABOGADA CONSTITUCIONALISTA

MARÍA DOLORES MARTÍN POZO TODO UN PELIGRO CON TOGA



ESCANDALAZO EN EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL ESPAÑOL


¿Puede un miembro del Tribunal Constitucional asesorar jurídicamente a una justiciable? ¡¡Qué escandalazo, Maritere!! Aún recordamos tu "entrevista" con la presidenta del Tribunal Constitucional. ¿Es de fiar este Tribunal Constitucional? Hmmm... Han cogido con las manos en la masa a la presidenta en confidencias con una presunta asesina (una abogada feminista, naturalmente, inductora del asesinato del ex marido). ¿Cuánto tiempo dejará pasar esta criatura del Tribunal Constitucional para marcharse con viento fresco?



FAMILIARES DEL ASESINADO SOLICITAN LA DIMISIÓN DE LA PRESIDENTITA


La polémica por las escuchas realizadas a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas Baamonde, que mantuvo una conversación telefónica con una abogada luego detenida por la Guardia Civil acusada de encargar el asesinato de su ex marido, ha hecho que por momentos se olvidara que en este asunto hay una víctima fundamental: la familia de Miguel Ángel Salgado Pimentel, el hombre acribillado a balazos en el garaje de su casa de Ciempozuelos el 14 de marzo de 2007. Estos días están siendo muy difíciles para los allegados de Salgado, que vuelven a revivir el terrible dolor de aquellos momentos. Pero además, la noticia adelantada por ABC de que la presidenta del Contitucional habló con la presunta inductora del crimen para aconsejarla sobre cómo recuperar la custodia de su hija ha hecho que al dolor se sume la indignación. «La actuación de Casas es inexplicable -afirmaron fuentes familiares consultadas por este periódico-. No es lógico que nada menos que la presidenta del Tribunal Constitucional se dedique a dar consejos a la primera persona que alguien le pide, a la primera señora que llama». «Ella preside una de las más altas instituciones del Estado y su forma de actuar compromete su imagen -continúan las fuentes familiares-. Sea o no sea delito lo que ha hecho entendemos que María Emilia Casas debe dejar su cargo, dimitir de inmediato. Estamos sorprendidos e indignados». Custodia de la hija Como ya informó ABC, las investigaciones de la Guardia Civil revelaron que la abogada María Dolores Martín Pozo había encargado a uno de sus clientes habituales, Eloy Sánchez Barba, que matara a su ex marido, al parecer para quedarse con la custodia de la hija de ambos. Un mes después del crimen -17 de abril de 2007- fue cuando María Emilia Casas la llamó a instancias de una conocida suya para aconsejarla sobre ese asunto, si bien lo cierto es que la presidenta del TC cortó la conversación en el momento en que la letrada le dijo que era investigada como sospechosa del asesinato. La familia Salgado tiene muy presentes aún las palabras de Dolores Martín a una televisión el mismo día del entierro de la víctima, en las que sugería que los hechos podían deberse a un juego de rol, precisamente la misma falacia que tiempo después contó a la Guardia Civil Eloy Sánchez Barba en una declaración voluntaria aparentemente hecha con la intención de desviar la atención de los investigadores. La secuencia de los hechos es curiosa. El 13 de marzo de 2007, los sicarios planifican el crimen, que cometen el 14 a primeras horas de la noche. Y el día 15 por la mañana el juzgado de familia da cuenta a los letrados del matrimonio separado de que había concedido a Miguel Ángel Salgado la custodia de la niña. La familia Salgado no descarta que Dolores Martín ya conociera la decisión de los jueces. También en esas fechas se produce la sentencia de divorcio de la pareja, lo que permitía a la víctima casarse con la mujer con la que había compartido los dos últimos años de su vida. Información del periódico ABC.



TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DE ZAPATERO POR LOS SUELOS


La conversación grabada el 17 de abril de 2007 entre la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, y la abogada María Dolores Martín Pozo, presunta inductora de la muerte, un mes antes, de su ex marido, se ha visto envuelta en una polémica. La abogada tenía el teléfono intervenido por orden judicial. La transcripción de la conversación que mantuvo en la noche del 17 de abril de 2007 la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, con la abogada María Dolores Martín Pozo está siendo analizada por el Tribunal Supremo. La conversación, grabada por la Guardia Civil con orden judicial, duró 15 minutos. Lo que sigue, es un amplio resumen de la misma publicada por el diario "El País":



Emilia Casas. ¿María Dolores Martín?

M. D. Sí.

E. C. Mire, buenas tardes, soy Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional, que me mandó unos papeles de usted [una persona a la que conocía].

M. D. Sí.

E. C. ¿Se sitúa, no?

M. D. Sí, sí, me acuerdo.

E. C. Bueno, pues yo he tardado en responderla porque lógicamente he tenido que leérmelos con detenimiento y luego he hecho alguna averiguación, no a efectos de motivarla (...), pues bueno, no sé si ya le ha pasado el tiempo para ir en recurso de amparo frente a estas decisiones judiciales, pero siempre podrá provocar usted, su abogado lo sabe, alguna nueva actuación judicial que le permita llegar al Tribunal Constitucional en amparo, no.

M. D. Ajá.

E. C. El último auto de la apelación me parece que es no del juicio de faltas del que es ponente Carmena, pues claro, ella aplica ahí la doctrina del Tribunal Constitucional de que una vez que a su marido, su ex marido, le han declarado no culpable de la primera instancia, sin la práctica de pruebas y sin mediación ya no lo podía hacer en la segunda instancia, bueno, esto es un entendimiento no exactamente ortodoxo aunque cabe no, porque realmente ella podía haber, o usted misma, solicitado la vista y con celebración de nuevas eh... de reproducción de las prácticas de la prueba para efectos de producir respecto de una absolución una condena en segunda instancia, no, pero bueno, esto está como está y la decisión de la magistrada, en el recurso, es del día 23 de diciembre de 2002, con lo cual, claro, esto lleva tiempo a efectos de que... interponer el recurso de amparo, bueno yo... lamento muchísimo la situación en la que se encuentra, jurídicamente es difícil... eh... cómo aconsejarla de la mejor manera, eh..., hay unas diligencias previas... las últimas, veo que son del año cuatro, pero que éstas se inician como consecuencia de querella contra usted, ¿no?

M. D. Sí.

E. C. Que interpone su ex marido.

M. D. Sí, eso es lo único que hay abierto porque el tema de las diligencias previas de las últimas de Torrevieja de... que puso la doctora de Torrevieja...

E. C. Eso lo he visto.

M. D. Sí, todo eso, el recurso de amparo, eh... yo no he querido continuar, y le explico por qué, porque mi ex marido ha fallecido lamentablemente, en unas circunstancias un tanto extrañas entonces, el plazo vencía y yo pues... la única vía que me quedaba era el recurso de amparo en el... [TC]. Él falleció, a mí me comunican la sentencia de divorcio, que es como para tirarse de los pelos, a mí me acusan de maltratar a mi hija psicológicamente, que vulnero sus derechos, me quitan la guarda y custodia de mi hija en la sentencia de divorcio, está abierta la vía de amparo también por la vía civil, porque el gabinete psicosocial está adscrito al juzgado, yo tenía un embarazo de riesgo y no acudía por motivo del embarazo y por los médicos, me decían que no podía perder a la criatura y que no, que me esperara, todo se comunicaba en el juzgado, pero como que al juzgado le daba exactamente lo mismo.

E. C. ¡Ya!

M. D. Entonces, emití un informe con las manifestaciones realizadas por mi ex marido.

E. C. Sí.

M. D. Y claro, todo lo que él había dicho pues era válido, ni a mí, ni a la cría, se nos dio la oportunidad de... volverla a ver (...) Se lo digo sinceramente me siento maltratada, pero no ya por mi ex marido, sino que me siento maltratada por un juez (...) Es como obcecación, no le dice al gabinete psicosocial que si lo considera oportuno que vea a la niña, que le digan en un informe si la niña peligra conmigo, o sea... yo no sé si usted ha visto la documentación pero...

E. C. Sí.

M. D. ¿En qué maltrato yo a mi hija? Además, la sentencia de divorcio es... la vista fue machacadora y yo salí hundida, he tenido una depresión de muerte porque claro, es tremendo, a mí me quita la guarda y custodia porque supuestamente según él yo le quito la figura paterna, o sea la niña tiene muy claro, ella... a mi pareja le llama papá, pero ella tiene claro que su papá...

E. C. Claro.

M. D. (...) Mi intención es recusar a este juez, porque además se ha permitido y así ha salido en todos los medios de comunicación, la familia de él me acusa a mí, de que he sido yo la [culpable de lo que] le ha pasado... le han matado, literalmente, es que le han matado y la familia me acusa a mí...

E. C. ¿El ha muerto en extrañas circunstancias dice usted?

M. D. Sí, al parecer, según los medios de comunicación, que es como yo me he enterado, ha fallecido porque le han matado en el garaje de su casa, entonces eh... la familia me acusa a mí... Según la sentencia, a él se lo iban a comunicar el 16 de marzo en concreto y sin embargo en los medios de comunicación cuando él fallece, él fallece el día 14, en los medios de comunicación ya sabía el contenido de la sentencia.

E. C. ¿Pero en qué mes fallece él?

M. D. Eh... cuando él fallece, que le matan, el ya sabía el contenido de la sentencia.

E. C. ¿Pero en qué fecha fallece él?

M. D. El 14.

E. C. ¿El 14 de qué mes?

M. D. Marzo.

E. C. De marzo.

M. D. El juez ha permitido hasta el lujo de llamar a la otra parte y de comunicarle la sentencia con anterioridad a lo que hay establecido... pero es que la sentencia es muy clarita, lo pone así, no se va a comunicar hasta el día 23 salvo que el padre tenga la niña ya en su poder con anterioridad para evitar que yo pudiera cometer un secuestro con la niña y además, si le soy sincera, yo, mi intención era, si a me salía una sentencia de esas características, el haberme ido con la cría, lo tengo muy claro y no a apurar todas las vías hasta el Constitucional, irme a donde fuera, pero...hasta que no se esclareciera todo de ahí a matar una persona pues es un poco... vamos.

E. C. ¿Cuándo a mí manda sus documentos, esto, ya había fallecido él?

M. D. No, ha sido con posterioridad.

E. C. Con posterioridad (...) Yo lo que iba a dar es el teléfono de unas personas expertas en estas cosas, de la federación de mujeres y le voy a dar el nombre de dos personas que hacen defensa jurídica y que además hacen mucho apoyo no, por si...le interesan, no.

M. D. Sí, sí [y toma nota de los nombres y números de teléfono].

E. C. Yo creo que ahí le podrán aconsejar porque lleva muchos asuntos así y además están especializados en temas de mujeres.

M. D. Pues sí que recurriré a ellas, porque yo la verdad lo estoy pasando fatal... Voy a agotar todas las vías pues ya de verdad nunca me he visto en una situación de un juez así, me supera, me siento humillada.

E. C. Estas personas como llevan mucho estos temas y están continuamente para informar no sobre el juez, sobre en fin... yo creo que le pueden ayudar mucho ahí. Eh, si alguna vez va en amparo, pues ya me vuelve a llamar, pero yo creo que estas son las personas indicadas.

M. D. Vale, de acuerdo.

E. C. Mucho ánimo y que todo le vaya muy bien.

M. D. Pues muchas gracias por su atención y su tiempo, porque sé que está muy liada.

E. C. De nada, yo lo que quiero es que no le puedo ayudar, lo siento mucho no poder hacerlo, pero espero que a través de esta vía.... Usted si quiere me vuelve a llamar por supuesto, pero que a través de esta vía, tenga alguna ayuda, eh, porque lo hacen muy bien. Son muy eficaces.

M. D. Muchas gracias.

II PARTE - DIARIO ABC


La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, se despidió de la abogada Dolores Martín, ahora en prisión acusada de encargar el asesinato de su marido, con la petición de que la avisara si el asunto llegaba finalmente al Tribunal Constitucional y facilitándole además el teléfono de dos letradas especializadas en casos de violencia de género. Esta última parte de la conversación, de muy pocos segundos, se desarrolla a partir del momento en el que la mujer admite a su interlocutora que es investigada por la Guardia Civil como sospechosa de estar implicada en la muerte de su ex marido, Miguel Ángel Salgado Pimentel. El crimen se produjo el 14 de marzo del pasado año en el garaje de la vivienda que la víctima tenía en Ciempozuelos (Madrid), sólo 24 horas antes de que un juzgado de familia otorgara al hombre la custodia de la única hija habida en el matrimonio. Como ya adelantó el pasado sábado ABC, la conversación entre María Emilia Casas y Dolores Martín se produjo a instancias de una amiga de la primera, que le dio el nombre y el número de teléfono de la abogada para ver si la podía aconsejar sobre la mejor forma de presentar un recurso ante el juzgado de familia para recuperar la custodia de la niña. A las 21:27 horas del 17 de abril -apenas un mes después de que se cometiera el asesinato de Salgado-, la presidenta del Tribunal Constitucional descolgó el teléfono y marcó el número de Dolores Martín, lógicamente sin tener la menor idea de que era sospechosa de un crimen y que además tenía el teléfono intervenido. Ni siquiera sabía que la persona a la que llamaba era letrada. En la primera fase de la conversación, la mujer relata a Casas supuestas agresiones perpetradas contra ella por su ex marido y los distintos avatares de su caso, entre ellos el de la pérdida de la custodia de la niña, que quiere recuperar a toda costa. Posteriormente se produce el reconocimiento de que es investigada por el citado crimen, lo que sin duda soprende notablemente a la presidenta del Constitucional, que decide poner fin a la comunicación. Eso sí, lo hace con una frase que llama la atención y que puede tener varias interpretaciones: «Avísame si esto llega al Tribunal Constitucional», es la frase casi textual que pronuncia Casas -en cualquier caso, ese es el sentido exacto de la misma, según las fuentes consultadas por ABC-, quien a continuación facilita a su interlocutora el teléfono de dos abogadas especializadas en casos de malos tratos. Hay que precisar que en momento alguno María Emilia Casas explica para qué quiere que la avisen si se produce esa circunstancia de que el asunto llegue al Constitucional. Fuentes judiciales consultadas por ABC insistieron en que por sí misma esa frase no supone que la presidenta del TC haya cometido delito alguno, «ya que se trata de una posibilidad de futuro y no dice en momento alguno la razón por la cual le interesa conocer esa circunstancia, como puede ser ayudar a esa mujer o bien abstenerse en este asunto al haber tenido conocimiento previo de él». Eso sí, las mismas fuentes insisten en que esa frase confirma la «llamativa imprudencia con la que ha actuado María Emilia Casas en este asunto», sin duda no menor teniendo en cuenta que se trata de la cuarta autoridad del Estado. En otros medios consultados se considera, incluso, que sin duda la actuación de la presdenta del TC no es delito, pero en cualquier caso sí es «éticamente dudoso y en un país normal el implicado abandonaría su cargo». La juez de Valdemoro que eleva la exposición razonada al Tribunal Supremo sobre la escucha a María Emilia Casas no hace en su escrito un estudio jurídico demasiado profundo sobre el contenido de la grabación, sino que se limita a informar del caso y a pedir que se analice por si la presidenta del TC hubiera cometido un delito recogido en el artículo 441 del Código Penal, que alude al asesoramiento jurífico a un abogado y a un particular por parte de un magistrado, aunque sea accidental. De hecho, no hace hincapié en la frase en la que Casas pide a Martín que le avise de si el caso llega al Constitucional. Fuentes jurídicas insisten en que la actuación de los jueces de instrucción en estos casos es muy delicada, ya que toman decisiones sobre algo que afecta a personas aforadas, que no son de su competencia. Si archivan el asunto sin más y luego trasciende algo quedarían comprometidos. Pero la situación contraria no es mucho mejor, ya que si lo envían al TS deben hacer una exposición motivada sobre posibles indicios de delito de una persona a la que no pueden investigar. Y esto exige un análisis más a fondo que el necesario para admitir o no a trámite una querella sobre la que sí son competentes. Información.



ITA ITA ITA ZAPATERO FEMINISTA

EX MINISTRO LÓPEZ AGUILAR A INVESTIGACIÓN


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES