María Esther Vaquero Martín, esposa del general de brigada del Ejército de Tierra Francisco Martínez Alonso, iba conduciendo por una carretera de Gran Canaria en sentido contrario. El inspector jefe de la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional no daba crédito a sus ojos mientras el choque frontal parecía inevitable. Tras detenerla, obligó a la mujer a bajarse del automóvil. Ella, tras identificarse, telefoneó a su maridito. El policía no se amilanó y la damisela terminó en una comisaria de Las Palmas de Gran Canaria. Remolino de generales y oficiales del Ejército español en la puerta de la comisaría por la osadía del inspector jefe de la Brigada de Homicidios. Hubo juicio por un delito contra la seguridad y la señora del señor general del Ejército patrio fue condenada a cuatro meses de cárcel y la retirada del carnet de conducir durante un año y medio. ¡¡Pero!! El comandante jefe de la Zona de Canarias de la Guardia Civil, Miguel Martínez García, pidió la cabeza del inspector del Cuerpo Nacional de Policía. Bonito ¿verdad? Así están las cosas en la colonia española. Pero no termina aquí todo porque otro pollo de la Guardia Civil, el coronel José Herrera García-Lora, jefe del Centro Regional de Canarias de la Agencia Europea para la Coordinación Operativa de las Fronteras Exteriores (FRONTEX), está incurso en una presunta trama de prostitución integrada por inmigrantes clandestinas de origen brasileño (que por supuesto escaparon al control del FRONTEX) conocida como Operación Carioca.

ELIGIO HERNÁNDEZ Y EL TERRORISMO DE ESTADO

FRANQUISTA CHICHARRERO RENEGADO PREMIA A ELIGIO HERNANDEZ

ABREN DILIGENCIAS JUDICIALES AL JEFAZO DE LA GUARDIA CIVIL EN LA COLONIA

CAPITOSTE DE LA BENEMÉRITA ALEGA NORMALIDAD EN SU INTERVENCIÓN


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES