Luis del Río Montesdeoca existe, es de carne y hueso y no se llama Rafael Sánchez Armas, aquel "enemigo de España" (hace un par de años volvió a repetirse semejante cantinela en sede judicial para encubrir una acción injusta del gobierno de Rodríguez Zapatero) que, durante ocho años, desde 1990, se convirtió en un azote para la mafia española. Políticos, jueces y periodistas de sospechosa catadura con nombre y apellidos. A partir de 1992 la prensa "democrática" empezó a ningunear a la Organización de Usuarios de la Justicia por orden del mando porque para la mafia la simple palabra se había convertido en un arma peligrosa. Los justiciables españoles fueron condenados a la indigencia mediática, a la soledad frente a la denuncia pública. No duró mucho dicha circunstancia porque Rafael Sánchez Armas abrió el frente norte. Desde el recordado periódico EGIN cada determinado tiempo le propinanba un mazazo a la timocracia. Tres años de libertad de expresión sin censura hasta el cierre del periódico por parte del juez Baltasar Garzón Real (cierre producido con malas artes según dijo en su momento un director general de la Guardia Civil). A partir de entonces, 1998, los damnificados de la corrupción urbanística, de los jueces sin escrúpulos y de los abogados negligentes se quedaron huérfanos porque la Organización de Usuarios de la Justicia recibió el segundo torpedo en la línea de flotación tras la clausura del contrato de arrendamiento simbólico con el gobierno de Jordi Pujol Soley.


Ahora (tras un paréntesis de sendos lustros investigando y denunciando a la mafia en Panamá, Costa Rica, Ecuador, México, Venezuela, Colombia), un fiscal, el teniente fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Canaria, como pregonaba la Organización de Usuarios de la Justicia hace veinte años, ha metido en el mismo saco a los políticos, jueces y periodistas ajenos a la justicia y la satisfacción del interés social. A los periodistas cómplices les ha dicho "mercenarios de la desinformación por tratar de presentar la realidad de forma radicalmente distinta". ¿Luis del Río Montesdeoca también será declarado enemigo de España? ¿Le cortarán la cabeza?


La más sincera enhorabuena al teniente fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, pero ha de husmear en todos los recovecos del Ministerio Público en Canarias porque no todos los fiscales cumplen lo dispuesto en el artículo primero del Reglamento Orgánico del Estatuto del Ministerio Fiscal. ¿Ha velado el fiscal Miguel Pallarés Rodríguez por el mantenimiento del ordenamiento jurídico (Código Penal y jurisprudencia) en materia de injurias y calumnias dándole el visto al auto de archivo del juez Alberto Puebla Contreras contra la denuncia presentada por Rafael Sánchez Armas, el 11 de julio del 2012, por la campaña de difamación orquestada por la mafia colombiana a través de internet?


Los hechos han de seguir a las buenas palabras so pena de quedarse las palabras en agua de borrajas


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES