<Html><head> <meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-16"> <meta name="ProgId" content="Word.Document"> <meta name="Generator" content="Microsoft Word 9"> <meta name="Originator" content="Microsoft Word 9"> <link rel="File-List" href="http://agenciabk.net/BK25_archivos/filelist.xml"> <link rel="Edit-Time-Data" href="http://agenciabk.net/BK25_archivos/editdata.mso"> <!--[if !mso]> <style> v\:* {behavior:url(#default#VML);} o\:* {behavior:url(#default#VML);} w\:* {behavior:url(#default#VML);} .shape {behavior:url(#default#VML);} </style> <![endif]--> <title>TCNICAS DE LA GUERRA PSICOLGICA</title> <!--[if gte mso 9]><xml> <o:DocumentProperties> <o:Author>Administrator</o:Author> <o:Template>Normal</o:Template> <o:LastAuthor>PC4</o:LastAuthor> <o:Revision>14</o:Revision> <o:TotalTime>40</o:TotalTime> <o:Created>2003-09-07T22:46:00Z</o:Created> <o:LastSaved>2000-07-12T15:10:00Z</o:LastSaved> <o:Pages>6</o:Pages> <o:Words>3776</o:Words> <o:Characters>21524</o:Characters> <o:Company>cafedigital</o:Company> <o:Lines>179</o:Lines> <o:Paragraphs>43</o:Paragraphs> <o:CharactersWithSpaces>26432</o:CharactersWithSpaces> <o:Version>9.2812</o:Version> </o:DocumentProperties>7 </xml><![endif]--><!--[if gte mso 9]><xml> <w:WordDocument> <w:Zoom>FullPage</w:Zoom> <w:HyphenationZone>21</w:HyphenationZone> <w:Compatibility> <w:BreakWrappedTables/> <w:SnapToGridInCell/> <w:WrapTextWithPunct/> <w:UseAsianBreakRules/> </w:Compatibility> <w:BrowserLevel>MicrosoftInternetExplorer4</w:BrowserLevel> <w:SpellingState>Clean</w:SpellingState> <w:GrammarState>Clean</w:GrammarState> </w:WordDocument> </xml><![endif]--> <style> <!-- span.SPELLE {mso-spl-e:yes;} span.GRAME {mso-gram-e:yes;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:""; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";} h1 {mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:justify; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:1; font-size:12.0pt; font-family:Arial; mso-font-kerning:0pt; font-weight:bold; mso-bidi-font-weight:normal;} h4 {mso-style-next:Normal; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; text-align:center; mso-pagination:widow-orphan; page-break-after:avoid; mso-outline-level:4; font-size:12.0pt; font-family:Arial; font-weight:bold;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {margin-right:0cm; mso-margin-top-alt:auto; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:72.0pt 90.0pt 72.0pt 90.0pt; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} --> </style> <!--[if gte mso 9]><xml> <o:shapedefaults v:ext="edit" spidmax="1027"/> </xml><![endif]--><!--[if gte mso 9]><xml> <o:shapelayout v:ext="edit"> <o:idmap v:ext="edit" data="1"/> </o:shapelayout></xml><![endif]--> </head> <body style="tab-interval: 36.0pt" bgcolor="#ffffcc" lang="ES" link="blue" vlink="purple"> <!--[if gte mso 9]><xml> <v:background id="_x0000_s1025" o:bwmode="white" fillcolor="#ffc"> <v:fill type="tile"/> </v:background></xml><![endif]--> <div class="Section1"> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p style="text-align:center" align="center"><img id="_x0000_i1026" src="golpe.cia.jpg" border="0" height="189 width="531 </p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> La primera medida que toma la CIA al redisear un peridico para utilizarlo en sus campaas desestabilizadoras es promover al dueo del diario en cuestin para que integre la junta directiva de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). El New York Times cit (artculo del 26-12-1977) a un alto funcionario de la CIA para quien la SIP sera  una fuente de acciones encubiertas . En un segundo paso, la SIP coloca al pas de que se trate, en la lista de regmenes que amenazan la Libertad de Prensa. El estilo de la primera pgina cambia drsticamente, adoptando frmulas sensacionalistas con grandes fotos y titulares. Las noticias locales pasarn a un primer plano. Del resto del mundo slo se reportarn catstrofes, convirtiendo al planeta en lugar oscuro y amedrentador. En un peridico bajo esta influencia de la CIA, los titulares sern siempre de naturaleza negativa, culpando al gobierno progresista, nacionalista, antineoliberal, democrtico y social de todos los males que de pronto se abaten sobre el pas. El primer tema en los medios fascistas es el caos econmico porque ste es el ms fcil de crear por parte de Estados Unidos. Se suspende la ayuda econmica. Se niegan los repuestos y la maquinaria de fabricacin estadounidense. E Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la banca privada de ese pas cortan los crditos. Se incentiva a los empresarios nativos a no invertir y a generar ms desempleos haciendo despidos masivos. El siguiente tema es el caos social y poltico: Los peridicos, la radio y la televisin, llenan sus noticieros con programacin de violencia, crisis permanente, muerte, vaticinios, acontecimientos sobrenaturales, un perro que asesina a su duea, etctera. Despus de creado el clima de tensin, el gobierno ser sealado como el culpable. Primero se acusar a la ideologa (bolivarianismo en el caso venezolano) que el gobierno representa, despus al rgimen mismo, por insinuacin o explcitamente; con humor primero y con terror despus para destruir su imagen pblica y asesinando despus a la persona misma. La propaganda subliminal, los ataques indirectos emplean la yuxtaposicin o relacin de fotos con ttulos de otro artculo. La propaganda subliminal y las asociaciones de palabras. El Field Manual of Psychological Operations (FM-33-5) del ejrcito de Estados Unidos considera que la insinuacin pictrica es ms eficaz que el ataque directo a los lderes, ya que la poblacin local puede reaccionar adversamente y rechazar este ltimo. La propaganda es presentada como noticia para que tenga mayor xito las campaas psicolgicas. La primera plana (portada) parece un cartel o un volante de guerra psicolgica precisamente. Durante la Segunda Guerra Mundial el Batalln de Propaganda del Ejrcito norteamericano produca panfletos que atacaban a los lderes enemigos por insinuacin pictrica. Despus los panfletos asumieron el estilo y formato de los diarios enemigos. Hoy, la CIA, simplemente toma el diario. La desinformacin es un tipo especial de propaganda "negra" (informacin falsa en la jerga de la CIA), generalmente apoyada por documentos apcrifos o falsificados, adulterados o atribuidos indebidamente. Ralph McGehee, veterano agente con 25 aos de experiencia en la CIA, escribi en el semanario liberal norteamericano The Nation (11-4-1981): "Donde se carece de las circunstancias o pruebas necesarias para apoyar la intervencin norteamericana, la CIA crea las situaciones apropiadas o las inventa y distribuye mundialmente a travs de su "media operations". De acuerdo con su propsito, las operaciones de guerra psicolgica pueden clasificarse en estabilizadoras y desestabilizadoras. En caso de tratarse de un gobierno amigo la propaganda de la CIA intenta crear una imagen positiva del rgimen para apoyar su estabilidad. La desestabilizacin es un trmino que se volvi famoso cuando el ex director de la CIA William Colby lo emple para describir lo que la CIA haba hecho en Chile: "despus de haber estudiado el cemento que mantiene unida a la sociedad, el conocimiento se usa para desunirla". El Manual de Operaciones Psicolgicas recomienda "estimular discrepancias entre los estamentos militares y polticos; socavar la confianza en los dirigentes; estimular las fricciones de elementos religiosos, tnicos, polticos y econmicos entre s y contra el gobierno; fortalecer a los lderes amigos y debilitar a los enemigos". El mensaje subliminal tambin se establece por contraste. Los smbolos manipulados son aquellos que suscitan o causan fuertes asociaciones emocionales en el pblico al que se quiere alcanzar. En Chile, durante tres aos fueron raras las veces que el diario El Mercurio public fotos del presidente Allende en primera plana, pero cada vez que lo hizo el retrato apareca cerca de titulares que incluan las palabras sovitico, comunista, marxista, violencia, muerte, desempleo, caos poltico, caos econmico, corrupcin, violaciones, tragedias, enfermedades, etctera. Con la simple yuxtaposicin o relacin de fotos y titulares los lderes revolucionarios y la ideologa que representan son asociados con la violencia, muerte, corrupcin, enfermedades, plagas, violaciones. Esta tcnica tambin se le conoce con el nombre de "Bomba Psicolgica" o capacidad de generar maremotos y terremotos polticos. La Bomba Psicolgica que la CIA hizo explotar en Indonesia mat ms gente que la bomba atmica en Hiroshima porque despert en la poblacin local odios raciales y fascismo que termin con el asesinato de todos los comunistas de ese pas. Manipulacin de la religin. El Manual de Operaciones Psicolgicas del Ejrcito norteamericano explica que "entre los cristianos la cruz es efectiva como smbolo porque representa grficamente el sufrimiento y la muerte de Cristo por los hombres". Si bien puede llegarse a extremos ridculos, la CIA no est haciendo bromas con su manipulacin de los peridicos, la radio y la televisin. La campaa de propaganda interna es parte de una ofensiva coordinada con aspectos econmicos, diplomticos y paramilitares. El caos econmico que pronostica la propaganda puede llegar a ser real. El desabastecimiento interno y la huelga general tambin. Las comunicaciones y el transporte son saboteados, resurgen viejos conflictos tnicos, raciales y fronterizos. Fabricacin de noticias, relacin engaosa de encabezamientos, artculos y fotografas, correlacin de editoriales noticiosos y avisos (o propaganda) polticos de acuerdo con la gua poltica bisemanal de la CIA, series de encabezamientos que hacen una escalada de cargos o casos de corrupcin falsos, la manipulacin de miedos subconscientes. Regla de exageracin y simplificacin. La eleccin de las noticias interesadas y su desfiguracin es muy comn en la radio, la televisin y en los peridicos al servicio de la CIA. Lo mismo que el uso de citas desvinculadas de su contexto original. As, estos medios fascistas y terroristas de comunicacin presentan al presidente Constitucional Hugo Rafael Chvez como el diablo y la fuente de todos los horrores y errores. Regla de orquestacin de las ideas fundamentales. En el fondo, es una tcnica de repeticin, ya que se insiste sobre un tema fundamental en la radio, peridicos y en la televisin fascista. Las variaciones vuelven sobre diferentes aspectos del mismo tema. De acuerdo con los distintos pblicos se adapta el mensaje central. Regla de transfusin. Se basa en el principio de que es ms fcil reforzar una idea que cambiarla. Para ello se acude a motivaciones y formas de actuar que se encuentran en los sustratos ms o menos inconscientes de la poblacin. El racismo, fascismo, estereotipos clasistas operan con esta tcnica. La repeticin sistemtica y persistente de unas pocas cuestiones e ideas es muy efectiva cuando se trata de promover deseos o reforzar conductas. Las insinuaciones, la implicacin y las formas indirectas que penetran solapadamente y afectan el inconsciente son las ms utilizadas por los peridicos, la radio y la televisin. Las proposiciones siempre son simplificadas para que puedan ser absorbidas velozmente sin necesidad de una reelaboracin. Las incitaciones fundamentales apuntan a los deseos emocionales, mediante promesas y su correspondiente satisfaccin. <br><br> Fuente: M.H. Agencia de Noticias Venpres. </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><b><span lang=ES-TRAD style='font-size:14.0pt;font-family:Arial;color:red;mso-ansi-language: ES-TRAD'>MEDIOS DE COMUNICACIN POR ENCIMA DE TODA SOSPECHA<o:p></o:p></span></b></p> <br> <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'>AUGE Y CADA DEL GOLPE MEDITICO<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Los venezolanos inauguramos tres experiencias histricas trascendentes. El 19 de abril de 1810, la independencia latinoamericana. El 27 de febrero de 1989, la primera rebelin masiva contra el Fondo Monetario Internacional. En la semana mas larga de la dcada, la que concluyo el 13 de abril de 2002 padecimos y vencimos el primer golpe meditico. Los hechos siguen un guin preciso, que vale la pena examinar porque ser repetido. La nomina mayor de Petrleos de Venezuela (PDVSA) empresa de propiedad exclusiva del estado, rechaza una directiva nombrada por su nico accionista, se niega a rendirle cuentas, convoca a huelga, sabotea algunas plantas. La federacin de patronos (Fedecmaras) llama a un paro nacional para el martes 9 de abril. La Confederacin de Trabajadores de Venezuela (que no representa ni al 17% de la fuerza laboral, y en cuyas ultimas elecciones desaparecieron la mitad de las actas y la otra mitad resulto nula) se une al paro patronal. El martes 9 y el mircoles 10 camino por la ciudad. Verifico que medios de transporte, metro, bancos, comercios, farmacias, institutos educativos, industrias, funcionan en un 80%. Las televisoras privadas y parte de la prensa imponen un paro virtual. Transmiten a las 9 de la maana calles desiertas filmadas de madrugada, centros comerciales cerrados por sus dueos y reducen Venezuela a unos 2 millares de manifestantes que apoyan a la nomina mayor de PDVSA. El embajador estadounidense Shapiro y los representantes de Venezuelan American Chambers se convierten en estrellas mediticas de las transmisiones. El jueves 11 la oposicin convoca por los medios a una marcha hacia el Este. Alguien hace circular el rumor de que Chvez ha cado. El Daily Journal, peridico en ingles de Caracas, da al gobierno por muerto mientras todava gobierna: "State of agony stunts government", titula su edicin de ese da. Culmina una campaa que durante aos incita pblicamente a los militares a la rebelin y celebra como hroes a los uniformados disidentes, que desde febrero se manifiestan en actos sociales preparados con gran cobertura de radio, televisin y prensa. El presidente del gremio de patronos y el de los sindicaleros desvan la nutrida multitud de clase media contra el Palacio de Miraflores. Una gran muchedumbre de partidarios del gobierno rodea el palacio. Chvez empieza a hablar por televisin en cadena. Las televisoras privadas le superponen sus propias imgenes, cortan la cadena. Las policas de los alcaldes opositores Alfredo Pea y Capriles Radonsky interfieren en las marchas. Suenan disparos. Caen manifestantes con certeros balazos en la cabeza. Como titula El Nacional del viernes 12, "Las primeras bajas fueron del oficialismo: (pagina D-4) En El Universal del das siguiente varios heridos testimonian: "La Polica Metropolitana apuntaba a mansalva a todo el mundo" y "era un polica metropolitano que me saco de la camioneta donde venia, me tiro al piso y me disparo" (pagina 4-4). La marcha se transforma en caos. Centenares de partidarios del gobierno reptan en el puente de Carmelitas eludiendo la balacera. Tres de ellos contestan con armas cortas. El diputado Juan Barreto denuncia que gran parte de los muertos son chavistas. Las televisoras los presentan exclusivamente como opositores. Aparece en los medios un grupo de militares que desconoce al gobierno. Un piquete toma la televisora del estado y la deja sin seal. Otro contingente ocupa Miraflores, secuestra a Chvez, informa falsamente que el mandatario renuncio. Tambin anuncian a los venezolanos que Pedro Carmona Estanga, jefe del gremio patronal de Venezuela, es su nuevo presidente. Dijo Montesquieu que todo estara perdido si una sola persona concentrara el poder legislativo, el Ejecutivo, el Judicial. Pedro Carmona Estanga, personaje con un extrao parecido al sr. Burns, el patrono de Homero Simpson, acapara adems el poder econmico y el mediatico. Lo nico que le falta es declararse Dios. Tal cumulo de potestades no lo conoci Luis XIV ni lo anticipo George Orwell. A tal neoliberal, tales medidas. En las primeras horas de su reinado, Carmona el Breve viola la Constitucin sancionada por voto popular, desmantela los poderes pblicos, encierra centenar y medio de representantes y gobernadores electos (en tres aos Chvez no haba tenido un solo preso poltico). Esa misma noche anula las medidas que restringen la usura sobre los crditos y hombres armados desalojan campesinos de las tierras repartidas por el gobierno y queman sus viviendas. Es el ultimo engendro postmo: el empresario que intenta gobernar sin la mediacin de los polticos, el capital que sustituye los mediadores por los medios. Al amanecer hablo con gente del pueblo. Recurre una frase: "Es como si se nos hubiera muerto un familiar". Una anciana negra resume su estado de animo: "Hasta Dios nos abandono". Pero el pueblo abandonado no se entrega. La noche del viernes 12 una muchedumbre desarmada cerca Fuerte Tiuna, donde se dice que esta prisionero el presidente. Ni lacrimgenas ni disparos al aire la dispersan. El sbado 13 multitudes inermes copan Miraflores, la ciudad, los Estados del pas. La polica del alcalde opositor Pea les dispara, acumula en pocas horas 9 muertos. Bajo la presin de las masas desarmadas, grupos militares respaldan la Constitucin Bolivariana. Un pueblo privado de dirigentes por una camarilla militar revierte la situacin en pocas horas. Son liberados los ministros, que restauran el imperio de la Constitucin. La telefona celular corta sus redes a las cuatro de la tarde, en un intento por impedir la comunicacin. Enormes muchedumbres rodean las televisoras. Los medios que las quisieron dejar sin voto las transmiten sin voz. Las televisoras privadas desaparecen a Venezuela en sus pantallas. Durante esa noche y el da siguiente solo exhiben pelculas, dibujos animados, un partido de ftbol. El avestruz del poder meditico sepulta su cabeza en videos importados. Cegndose, quieren cegarnos. Quieren que no veamos: nadie los ve. De esta semana estremecedora todos debemos extraer lecciones. Ojal los medios que quisieron ser el mensaje aprendan que golpe meditico solo impone dictador virtual. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> INVOCACIN DEL GOLPE MEDITICO<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Quien controla el pasado controla el presente, y quien controla el presente domina el futuro, hace decir George Orwell a unos de sus personajes de 1984. Programa tentador en una sociedad donde un sector social controla casi la totalidad de los medios de comunicacin. Quien quiera conocer la verdad debe leer entre las fisuras del discurso unnime, localizar sus contradicciones, interrogar con la minuciosidad con la que se examina a un testigo dudoso. En mi ultimo libro Conciencia de Amrica Latina: Intelectuales, medios de comunicacin y poder denuncio la extrema concentracin de la propiedad de los medios en la Amrica Latina. En artculos anteriores estudie la actitud de algunos medios privados frente a los ltimos acontecimientos en Venezuela. El 2 de febrero de 2002 denuncie en El Nacional que la invocacin del golpe se convirti en tema esencial meditico de la oposicin sealando que las cacerolas de la oposicin y las bolivarianas "claman la una por el golpe y las otras por los tres golpes". He reseado como desde febrero de 2002 fue estimulado y reseado hasta la saturacin el pronunciamiento publico de oficiales disidentes para convertirlo en lanzamiento publicitario. He sealado como un paro parcial fue magnificado mediticamente hasta presentarlo como total. Verifique como los medios, luego de inventar una realidad que les gustaba - el consenso para un golpe - desaparecieron del aire durante casi un da la realidad que no les gustaba: el mayoritario movimiento popular que restableci la democracia en Venezuela. Del tratamiento de esa realidad adversa dependa para los propietarios de los medios de comunicacin el dominio del presente y en consecuencia del futuro de Venezuela. Se produjo, en efecto, un golpe de estado al cual los medios haban incitado repetidamente. En diciembre de 2001 di el titulo de Golpe de gracia a uno de mis libros para burlarme de esta nefasta campaa meditica. Ahora es necesario echarle la culpa al gobierno del atentado violento contra las instituciones del cual fue vctima y que, segn denuncie repetidamente, era el nico plan de la oposicin. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> DEFENSORES DE LA CONSTITUCIONALIDAD<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> En la mesa de montaje de una produccin cinematogrfica se eligen partes de lo filmado, se las desmenuza o se las empata en secuencias significativas hasta que adquieren el sentido que quiere atribuirles el director de la pelcula. De igual manera los directores de los medios operan sobre los fragmentos de realidad para presentar la versin de ella que les conviene. Me refiero a algunos de esos fragmentos de realidad. En la maana del 11 de abril una multitud se congrega ante Miraflores para defender al Presidente electo contra un paro que, segn declaro el da anterior Jos Vicente Rangel, era abiertamente "insurreccional". La manifestacin de la oposicin en PDVSA es desviada por sus lideres hacia el Palacio de Miraflores y avanza hacia el por El Silencio. Empiezan a sonar disparos contra la manifestacin que defiende a Miraflores. La profesora Gladys Emilia Guevara me testifica que varios de los integrantes de dicha manifestacin caen abaleados cerca de ella. Igual testimonio me da la seora Mara Enriqueta Acosta. La televisin, que cubre los hechos, muestra hombres del pueblo con franelas y gorras bolivarianas, que cargan heridos identificados de igual forma. Juan Barreto declara en cmara: "La mayora de los heridos son nuestros". La televisin muestra igualmente centenares de personas que se tiran al suelo y reptan sobre el puente de Llaguno, eludiendo disparos. Hasta consiente en que hay disparos contra la manifestacin que defiende Miraflores. La Polica Metropolitana asciende desde la Avenida Baralt, a bordo del camin blindado antimotines llamado "La Ballena". <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> LOS MEDIOS FABRICAN CULPABLES<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> En ese instante tres personas de la masa que esquiva los disparos en Puente Llaguno sacan armas cortas, responden al fuego apuntando hacia la Avenida Baralt, por donde asciende la Polica Metropolitana y se parapetan de nuevo tras la esquina. Acuciosas cmaras filman su accin. Los responsables de la programacin la repiten indefinidamente.A partir de ese momento, parte de los medios de comunicacin privados asumen la tarea de hacer responsables de todas las muertes del 11 de abril a las tres personas a quienes se bautiza como "los pistoleros de Llaguno". Y en consecuencia, al presidente Chvez. Cmo tres personas que disparan a toda prisa y sin apuntar hacia una avenida por donde solo sube la Polica Metropolitana dentro de una unidad blindada pueden ser responsables de mas de una decena de bajas civiles que caen antes de sus disparos en las inmediaciones de Miraflores y en un arrea de unas diez manzanas alrededor del Palacio es un enigma que no inquieta a los medios. De inmediato, una camarilla militar secuestra al Presidente, asume el poder violentamente y designa a un dictador que a su vez disuelve la totalidad de los poderes pblicos. Segn parte de los medios, esta vasta conmocin poltica seria un recurso indispensable para controlar a tres personas que accionaron armas cortas para responder al fuego. El dictador Carmona inicia el centenar y medio de detenciones de las escasas horas de su gobierno con aparatosos allanamientos televisados en los cuales caen presos los ciudadanos que dispararon desde Llaguno. "Ruego a Dios que se demuestre que no he herido ni muerto a nadie" clama uno de ellos al ser arrastrado. En la misma noche hay una concentracin popular de apoyo al rgimen legitimo en Fuerte Tiuna y en ella y en las adyacencias de El Valle mueren abaleadas nueve personas mas, de las cuales no se ocupan mayormente los medios. Al da siguiente una avalancha popular y el pronunciamiento de militares institucionalistas restituyen la constitucionalidad. Durante el efmero reino del dictador Carmona siguen cayendo vctimas abaleadas por tiradores no identificados hasta sumar una cincuentena, que tampoco interesan mayormente a los medios de comunicacin. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> SANGRE, MENTIRAS Y VIDEOS<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> En el foro "El periodismo en tiempos de crisis", celebrado en la Universidad Bicentenaria de Aragua, el corresponsal de CNN Otto Neustadl declara para la grabacin de video: "El da 10 en la noche me llaman por telfono y me dicen Otto, maana 11 viene un video de Chvez, la marcha se va hacia el Palacio de Miraflores, va a haber unos muertos y aparecen 20 militares de alto rango pronuncindose en contra del gobierno de Chvez y pidindole la renuncia al Presidente. Eso me lo dicen el da 10 en la noche". Luego, desde la noche anterior, los participantes en el video saban que iban a filmarlo y que "va a haber unos muertos". Permtasenos un Replay. Neustadl simplemente confirma el ya citado testimonio publicado en prensa del ex jefe del Estado Mayor Conjunto vicealmirante Bernab Carrero Cubero, quien narra como el vicealmirante Hctor Ramrez Prez le explica el nombramiento de un presidente civil: "Porque ellos eran los que iban a poner los muertos". Entonces yo digo: no puede ser, o sea que estos saban que iban (sic) a haber muertos? Aade Otto que el da 11 en la maana le dicen "todo sigue como estaba preparado, viene un video, vienen los muertos y salen los militares". Y confirma: "yo tengo grabado el video de la prueba esa que se hizo y en esa prueba, que no la tengo aqu lamentablemente, ya se habla de muertos cuando todava no haba un solo muerto en la calle". Segn el minucioso Otto, el video con el pronunciamiento de los oficiales fue grabado dos veces, a partir de las 2:15 y ya se mencionaban en la primera versin "muertos provocados por francotiradores". Mientras que hasta las 3:45 p.m. RCTV informaba que no haba incidentes en la calle. Que sucedi en realidad? Yo no estaba all. Nadie estaba en todas partes para verlo todo. Pero es obvio que en su saturativa versin de los hechos, las televisoras privadas omitieron intencionalmente lo esencial. Presentaron a las vctimas como agresores y ocultaron que los agresores premeditaron sus vctimas. En el cierre del foro, la esposa de Otto, Gladys Rodrguez, deplora que en la apertura del evento "acabamos de ver un video muy parecido a lo que durante mucho tiempo difundieron las televisoras privadas y ustedes lo aplaudieron". Leer un video es mas difcil que leer un texto. En l, la edicin selectiva es engao, y la omisin, confesin. Msfcil se atrapa a un embustero que a un ladrn. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> CULPABLES SIN CRIMEN<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Para legitimar el golpe, mienten los golpistas que lo lanzan en respuesta a los ciudadanos que respondieron a la balacera que mato e hiri a los defensores de Miraflores. Fracasado el golpe, los medios insisten en esta falsedad para exculpar a los golpistas. Tras pocas horas de detenido, el ex dictador Carmona es remitido por una juez a su mansin, de donde escapa fcilmente. La prensa celebra el hecho y mantiene una infatigable campaa de linchamiento comunicacional para que los "pistoleros de Llaguno" sean mantenidos en prisin y declarados culpables antes de cualquier juicio. Cuando una jueza los pone en libertad, arrecia la campaa, solicitando esta vez el enjuiciamiento de la magistrada. En los titulares periodsticos de esta campaa, cuyo centimetraje quiz bastara para dar la vuelta al pas, se omite como de costumbre el hecho fundamental. As, El Nacional del 14 de julio de 2002 titula "Experticias indican que pistoleros de Llaguno dispararon contra policas y manifestantes". En el cuerpo de la noticia se desliza que los fiscales del Ministerio Publico sealaron que "a pesar de estar demostrada la intencionalidad de estos, no es menos cierto que el resultado querido no se pudo llevar a cabo por causas ajenas a la voluntad de ellos (cabe la posibilidad de que los objetivos se movieran y por la falta de destreza de los tiradores)". Vale decir: el supuesto "resultado querido" (herir o matar) "no se pudo llevar a cabo", lo cual significa que quienes dispararon desde Llaguno no hirieron ni mataron a nadie. Si los acusados no son culpables, entonces ha de serlo el juez. El Nacional del 3-7-2001 titula "Tribunal Supremo de Justicia ordeno medidas disciplinarias contra jueza del caso Llaguno". Una vez mas el titulas esquiva lo esencial. En el cuerpo de la noticia se informa que la jueza de control 40 Norma Sandoval ordena la excarcelacin de los tres detenidos porque "la imputacin por el delito de homicidio calificado en grado de frustracin fue formulada sin presentar prueba alguna y, en particular, sin identificar con precisin a las vctimas" (subrayado nuestro). Extrao homicidio, sin pruebas y sin vctimas. Aade la juez que surge la posibilidad de que los imputados dispararan despus de haber sido atacados por personas desconocidas que se encontraban en diferentes pisos y ventanas del Hotel Edn e inclusive por funcionarios policiales contra las personas que se encontraban en el dicho puente". Y concluye que "la poblacin se pone al corriente de unos acontecimientos que son difundidos de manera uniforme por diversos medios que podran ser falsos, pero que mientras no se desmientan se reputan como ciertos". <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> CRIMINALES SIN CULPA<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Ello no obstante, la realidad aparece fragmentariamente, casi a escondidas, en los propios medios de comunicacin. El director de la Polica Metropolitana, Henry Vivas, reconoce pblicamente que los agentes de este cuerpo represivo, a las denes del opositor Alfredo Pea, salieron a la calle el 11 de abril con guantes quirrgicos puestos. Vale decir: adoptaron la precaucin del homicida premeditado, que sabe que ha de matar y esta dispuesto a ocultar sus huellas digitales y trazas de plvora que pudieran ser reveladas por la prueba de la parafina. La cautela no fue intil. Videos difundidos apenas en agosto por el canal 8 contienen las declaraciones de sobrevivientes y malheridos del tiroteo del 11 de abril: en su mayora defensores del orden constitucional. Videos que los medios de comunicacin social no han difundido muestran en forma flagrante a miembros de la Polica Metropolitana disparando durante los sucesos del 11 de abril. El Nacional del 23 de agosto de 2002 en su pagina D-27, bajo el anodino titular "Exhumaron cadver de vctima del 11 de abril" disimula un subttulo de singular importancia: "El reporte oficial revela que el proyectil extrado del cuerpo de Erasmo Snchez era calibre 5.56 Remington, utilizado por fusiles M16 y subametralladoras HKJ modelo 33, como las que presuntamente portaban funcionarios de la Polica Metropolitana durante la masacre del El Silencio". <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> CRNICA DE UNAS MUERTES ANUNCIADAS<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Todava m contundente es el testimonio del ex jefe del Estado Mayor Conjunto vicealmirante Bernab Carrero Cubero, quien narra como el insurrecto vicealmirante Hctor Ramrez Prez explica el nombramiento de un presidente civil as: Alguien le pregunta por que un presidente civil y por que la oposicin reclamaba esas condiciones. Y entonces el responde: "Porque ellos eran los que iban a poner los muertos". Entonces yo digo: no puede ser, o sea que estos saban que iban (sic) a haber muertos?". (El Nacional, 1-6-2002, pag. D-1). De tal conjunto de indicios se desprende una cadena de los hechos diametralmente opuesta a lo que gran parte de los medios de comunicacin privados quieren imponer. No hay pruebas de que los tres ciudadanos que respondieron al fuego desde el puente Llaguno hayan herido o muerto a nadie. Si hay pruebas de que la mayora de los muertos y heridos eran defensores del Presidente. Si hay pruebas de que en la oposicin "saban que iba a haber muertos". Si hay pruebas de que la Polica Metropolitana sali dispuesta a disparar y con guantes quirrgicos para esconder la autoria de los disparos. Si hay pruebas grabadas en videos de que dispararon. Si hay un informe de que proyectiles y armas del tipo que usaron causaron heridas y muerte. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> LA RAZN DE LA SIN RAZN<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> A una parte de los medios le toca la ardua tarea de convertir esta cadena de evidencias duras en una sentencia sin juicio, que revierta su significado en el encadenamiento siguiente. Los primeros muertos y heridos que cayeron habran sido vctimas de los "pistoleros de Llaguno", aun antes de que estos sacaran sus armas. Al disparar hacia la Avenida Baralt, por donde suba la Polica Metropolitana, parapetada en vehculos blindados, los "pistoleros de Llaguno" habran logrado el milagro balstico de que sus proyectiles se devolvieran e hirieran a gente instalada ante Miraflores, y en un permetro de diez cuadras de distancia. Al mismo tiempo habran operado el prodigio de que sus proyectiles de armas cortas se convirtieran despus del disparo en balas de fusiles M16 y subametralladoras KH modelo 33 como las que portaba la Polica Metropolitana. Los contradictorios tiradores tambin habran cometido el error poltico inadmisible de disparar contra sus propios partidarios, a los que intentaban defender. Y todo ello seria con responsabilidad directa, nica y exclusiva del presidente Chvez, al que seria entonces legitimo deponer por la fuerza o por una sentencia que comulgara con estas pruebas de molino.Resulta concebible que un tribunal, por no decir algunos medios, respalden esta inadmisible sucesin de sinrazones? Todo es posible en un pas donde el Tribunal Supremo de Justicia juzga que el alzamiento de uniformados que deponen y secuestran al jefe del Estado y derogan el orden constitucional resulta no ser rebelin militar ni tiene culpables. Como en el Pas de las Maravillas, despus el juicio, primero la sentencia. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> TRAFICANTES DE DIFUNTOS - LA HISTORIA SE REPITE<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Los medios de comunicacin de masas tienen como figura retrica favorita la reiteracin: la infinita repeticin de un contenido. Una vez que se articula la estrategia de culpar al gobierno de los mismos muertos que la oposicin causa, el procedimiento se repite hasta el cansancio.Tambin se repiten los operativos de derrocamiento del gobierno. Durante los meses que siguen al fallido golpe de abril, la oposicin monta un show televisivo permanente en la Plaza Altamira, en donde oficiales que dicen tener la mayora del ejercito son aclamados en una suerte de verbena golpista. Una vez mas el gremio de patronos Fedecmaras y el gremio de sindicalistas espurios CTV dirige la oposicin. Una vez mas se convoca a un paro insurreccional que arranca el 2 de diciembre de 2002 sin otros adherentes firmes que algunas franquicias de lujo y centros comerciales en las urbanizaciones residenciales del Este. De nuevo, la nmina mayor de PDVSA se insubordina contra la Nacin, sabotea las instalaciones a su cargo, detiene los tanqueros mediante actos de piratera de los capitanes. Una vez ms se propician marchas hacia las cercanas de instalaciones estratgicas, que indefectiblemente terminan en exhortaciones para la toma de ellas. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> LOS ASESINOS CONFISCAN LAS VCTIMAS <o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> As, el da viernes 3 de enero de 2003, la oposicin convoca una marcha cuyo permiso se extiende hasta las instalaciones de la Procuradoria General de la Repblica en el Paseo de Los Prceres. Una vez mas los dirigentes la azuzan a avanzar hacia la zona de seguridad, las instalaciones militares del Circulo Militar y el Fuerte Tiuna, De nuevo la oposicin avanza respaldada por la Polica Metropolitana del alcalde Pea, cuyos efectivos son filmados disparando armas largas. Una vez mas, los bolivarianos intentan que la manifestacin desbordada no sobrepase el permetro de seguridad. La Guardia Nacional se interpone entre ambos grupos para evitar un enfrentamiento directo. En la primera pagina de su edicin del sbado 4, El Nacional titula: "Dos muertos durante emboscada a marca de oposicin. La Polica Militar y chavistas atacaron a los manifestantes". Por la televisin los dirigentes opositores ratifican la tesis de la "emboscada". No se informa sobre la filiacin poltica de los muertos. Se induce dolosamente al pblico a inferir que las vctimas de la "emboscada" de la "Polica Militar y los chavistas" han de ser opositores. La realidad es exactamente lo contrario. Las vctimas, Oscar Gmez y Jairo Gregorio Moran, eran simpatizantes del movimiento bolivariano, cosa que apenas aparece reflejada de manera tarda y tangencial, a travs de las declaraciones de sus deudos -y no de los titulares- en la edicin de El Nacional del domingo 5. Una hermana de Jairo Gregorio Moran, segn la ultima noticia, "le preguntaba a los periodistas para que medio trabajaban y dijo: a ustedes no les voy a declarar porque despus escriben lo que no es" (pag. B-14). A pesar de ello, durante mas de 24 horas, las vctimas bolivarianas son utilizadas para el macabro propsito de alimentar la indignacin de los opositores y ocultar la posible responsabilidad de estos. La mejor manera de escribir lo que no es consiste en no escribir lo que es. <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center'><span lang=ES-TRAD style='font-family:Arial;color:black;mso-ansi-language:ES-TRAD'> SI LAS VCTIMAS NO EXISTES HAY QUE INVENTARLAS<o:p></o:p></span></b></p> </a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=opinion style='margin-left:100.8pt;text-align:justify;text-indent:35.4pt; tab-stops:45.4pt'><span style='font-family:Arial;color:black'> Cuando no hay muertos para este propsito, la oposicin y sus medios los inventan sin mas. Tras el saboteo de gerentes de la nomina mayor y capitanes de tanqueros contra la empresa estatal Petrleos de Venezuela S.A. (PDVSA), los medios opositores corean el lema de que los trabajadores leales no pueden poner en marcha la empresa sin producir una catstrofe. En prueba de lo cual, a comienzos de enero, el gerente petrolero saboteador Juan Fernndez anuncia la muerte en accidente del trabajador de la industria Alirio Carrasquero. En su opinin, eso demuestra que PDVSA no esta siendo operada por gente preparada". Los medios repiten el anuncio sin verificar. El nico problema es que el presidente Hugo Chvez Fras presenta al supuesto muerto "en vivo" en su programa televisivo "Al Presidente" del domingo 12 de enero. El mandatario se permite citar unos versos del Don Juan Tenorio de Zorrilla: "Los muertos que vos matis/ gozan de buena salud". El Nacional refleja el hecho el lunes 13 con el crptico titular "Juan Fernndez informo sobre el fallecimiento sin haberlo confirmado". Los muertos son as irrespetuosamente reclutados como coartada de sus victimarios o enviados al otro mundo mientras todava estn en este. Quiz ha llegado el momento de que no creamos en unos medios que ya ni en la paz de los sepulcros creen. <br><br> Fuente: Luis Britto Garca Premio Nacional de Literatura. <o:p></A></o:p></span></b></p> <p align=center style='margin:0cm;margin-bottom:.0001pt;text-align:center'><span style='mso-bidi-font-size:10.0pt;font-family:Arial;color:blue'>____________________________________________________________<o:p></o:p></span></b></p> <BR> <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center;tab-stops:45.8pt 91.6pt 137.4pt 183.2pt 229.0pt 274.8pt 320.6pt 366.4pt 412.2pt 458.0pt 503.8pt 549.6pt 595.4pt 641.2pt 687.0pt 732.8pt'><b><span style='font-family:Arial'><a href="http://rafaelsanchezarmas.com/">RAFAEL SNCHEZ ARMAS</a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center;tab-stops:45.8pt 91.6pt 137.4pt 183.2pt 229.0pt 274.8pt 320.6pt 366.4pt 412.2pt 458.0pt 503.8pt 549.6pt 595.4pt 641.2pt 687.0pt 732.8pt'><b><span style='font-family:Arial'><a href="http://agenciabk.net/">AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS</a><o:p></o:p></span></b></p> <p class=MsoNormal align=center style='text-align:center;tab-stops:45.8pt 91.6pt 137.4pt 183.2pt 229.0pt 274.8pt 320.6pt 366.4pt 412.2pt 458.0pt 503.8pt 549.6pt 595.4pt 641.2pt 687.0pt 732.8pt'><b><span style='font-family:Arial'><a href="http://agenciabk.com/">AGENCIA BK DETECTIVES</a><o:p></o:p></span></b></p> <BR> <BR> </div> </body> </html>