MAJESTAD ACUSO A ESPAÑA DE PERSECUCIÓN POLÍTICA

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid aparece involucrado en una campaña de Terrorismo Psicológico
¿Qué está haciendo la Fiscalía General del Estado? No puede ni debe permanecer muda, ciega, sorda

Majestad, dos policías españoles, participantes como yo el IX Simposio Internacional de Criminalística e Investigación Criminal, organizado por la Escuela Nacional de Policía "General Santander", en Bogotá, en el año 2000, me reprocharon mis críticas a España.


¡Comol! ¿Acaso he criticado nunca la paella valenciana; el marisco gallego o la huerta riojana? ¿Cuándo he negado la belleza de los Picos de Europa; la catedral de Burgos o la Alhambra de Granada? ¿Alguna vez he repudiado a una española en las noches de parranda? Mis hijas nacieron de madre española.


No, Majestad, no; a España la desacreditan en el extranjero los corruptos; los organizadores del GAL (aquella banda de sicarios parapoliciales fundada a la sombra del PSOE) y quienes, haciendo la vista gorda desde el Estado vengativo, siguen permitiendo la campaña de terrorismo psicológico orquestada desde hace cuatro años por el cibersicariato paramilitar colombiano. Es cierto, no le tengo cariño a la bandera rojigualda, vigente en Canarias por sumisión del pueblo canario. Pero me guste o no, soy ciudadano español, y por lo tanto me asiste el derecho a la tutela judicial efectiva contemplada teóricamente en la Carta Magna; derecho vulnerado hasta ahora impunemente por jueces y fiscales inamovibles (inamovibles porque no han sido elegidos democráticamente, por votación popular).


Majestad, el cibersicariato paramilitar colombiano, en su vano intento de obligarme a claudicar so pena de difamarme a través del anonimato en las redes sociales y la complicidad de terceros, ha desatado una brutal campaña de hostigamiento; injurias y calumnias; sabotaje; amenazas de muerte; coacción a mis proveedores con la intención de forzalos a suspender el alojamiento de mis dominios legítimos agenciabk.net, rafaelsanchezarmas.com y agenciabk.com. Incluso registraron en el Ministerio de Industria español el dominio falso rafaelsanchezarmas.es con los mismos fines criminales. El Ministerio de Industria me remitió a la justicia. ¿Qué hizo la justicia? Más tarde te lo cuento.


Ocho años de corrupción y crímenes de Estado en Colombia durante la Presidencia de Álvaro Uribe Vélez, amén del señalamiento de la Defense Intelligence Agency como presunto narcotraficante (clasificado en el número 82 de los narcotraficantes colombianos en tiempos de Pablo Escobar Gaviria) y la acusación de los "comandantes" paramilitares extraditados a EEUU de ser el "alma mater" del paramilitarismo colombiano.


Hostigar y difamar a periodistas de investigación, cuando no asesinarlos, ha sido la práctica común del antiguo servicio secreto colombiano DAS (hoy reconvertido en múltiples "oficinas" de espionaje y guerra sucia manejadas en la sombra por políticos desestabilizadores). Ningún país en el mundo tiene el número de periodistas, defensores de los Derechos Humanos y sindicalistas asesinados como Colombia. ¿Por qué iba yo a librarme de ser un objetivo más del cibersicariato paramilitar?


Con mi nombre y fotografía han inundado las redes sociales con toda clase de injurias y calumnias. Me han llamado homosexual, proxeneta, ladrón de bancos por internet, condenado en Costa Rica por narcotráfico, socio de Pablo Escobar Gaviria, asesino del GAL, ex convictos de no sé cuántos delitos... ¡Qué no han dicho amparados en el anonimato y en la negligencia del Estado forajido colombiano! La mayoría de los perfiles falsos (decenas) abiertos principalmente en twitter y google, han sido eliminados. Pero aún mantienen dos con idéntica calumnia. Tanto en wordpress.con como en un dominio registrado y alojado en godaddy.com, en noviembre del 2014, publicaron la calumnia de haber sido yo condenado por un tribunal de Madrid a 26 años de cárcel por abusos a menores. La "información", dicen, la ha corroborado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

"Rafael Sánchez Armas fue condenado a 26 años de prisión por delitos de abuso sexual y corrupción de menores, informó un tribunal de Madrid. El condenado aprovechó su situación como profesor para abusar de al menos tres menores durante la temporada 2012-13. Además, incitó a otros cuatro de sus alumnos, también menores de edad, a mantener relaciones sexuales con prostitutas, dijo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en un comunicado. El acusado, identificado como Rafael Sánchez Armas, reconoció los hechos, aceptó la pena de 26 años de cárcel tras un acuerdo con la fiscalía y se comprometió a indemnizar económicamente a las víctimas".

¿Quién desprestigia a España, Majestad? ¿Yo o quienes callan teniendo la obligación de actuar? ¿Por qué no actúa de oficio la Fiscalía General del Estado como es su obligación para defender la honorabilidad del Tribunal Superior de Justicia de Madrid envuelto en un delito de calumnia desde hace un año con máxima difusión por internet?


Mi denuncia por este hecho interpuesta en el Juzgado de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria recayó en el Juzgado de Instrucción número 2. Tres meses después, el 21 de mayo del 2015, y ante la falta de noticias del Juzgado, presenté una segunda denuncia en la Jefatura Provincial de la Fiscalía de Las Palmas, registrada con el número 105. Tampoco he tenido noticias desde entonces. ¿Quién desprestigia a España, Majestad? ¿Qué pasa con la pretendida justicia española en Las Palmas de Gran Canaria? ¿Presuntas represalias contra mí por cuestiones politicas? Efectivamente fui, como todo el mundo sabe, miembro del Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) y defiendo tanto el derecho de autodeterminación de vascos y catalanes como la descolonización de los enclaves de Ceuta y Melilla. ¿No puedo hacerlo porque entonces el Estado vengativo incumple el ordenamiento jurídico, la cacareada Constitución Española? ¿Tampoco puedo denunciar la entente cordiale entre la mafia catalana liderada por el Padrino Jordi Pujol Soley primero con Felipe González Márquez y después con José María Aznar López? Cuando el Padrino Jordi Pujol Soley me obligó a marcharme de Cataluña por meter el hocico, desde la Organización de Usuarios de la Justicia, en la corrupción de la mafia del 3 per cento di commissione, nadie movió un dedo por la Organización de Usuarios de la Justicia. ¡Comlicidad por omisión! ¿Y esos ahora se atreven a acusarme de desprestigiar a España?


Majestad, llueve sobre mojado. No es el primer caso de justicia bajo sospecha en Las Palmas de Gran Canaria. A raíz de mi precipitado regreso a la patria (me refiero a Gran Canaria, la patria también de Doramas, asesinado a traición por los conquistadores españoles), en el año 2009, tras el escándalo provocado por el Consulado General de España en Cartagena de Indias (cuyas consecuencias por supuesto ha arrastrado también a Álvaro Uribe Vélez), la mafia isleña me sometió a toda clase vilezas con el ánimo de obligarme a marchar de Gran Canaria. ¡Pobrecillos! Seis meses estuve sin médico de cabecera; sin conocer el alcance del padecimiento sufrido en Colombia por culpa de los españoles. Pero la paciencia es la madre de todas las ciencias. Durante un año y poco más DON Jerónimo Saavedra Acevedo, a la sazón alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, y por lo tanto cabecilla político de los Servicios Sociales, aguantó el chaparrón de mis críticas y denuncias a través de mi página en internet. Por fin dio un paso adelane y envió a un testaferro (antiguo Delegado del Gobierno de Rodríguez Zapatero en Canarias) a denunciarme en la Jefatura Superior de Policía. Los muchachos del Grupo de Delitos Tecnólogicos le tomaron declaración y trasladaron las diligencias policiales al Juzgado de Guardia. ¿Quién estaba de guardia? Oh, casualidad, Victoria Rosell Aguilar, compañera de alcoba del periodista Carlos Sosa Báez; oh, casualidad, ex jefe de Prensa del PSOE de DON Jerónimo Saavedra Acevedo. Victoria Rosell Aguilar, en vez de mandar la denuncia al Juzgado Decano para su posterior reparto, se la quedó, y con una celeridad no probada en otras actuaciones, ordenó a la policía mi localización. "Se arrepiente usted de llamar a DON Jerónimo Saavedra Acevedo capo del Partido del GAL?". "No he dicho que él tuviera participación, sino que es un dirigente de ese partido que lo organizó". Victoria Rosell Aguilar, si bien se hizo la remolona durante un año, terminó archivando la denuncia del testaferro de DON Jerónimo Saavedra Acevedo. ¡Pero! Paralelamente a su resolución (obligada por las evidencias) el paramilitarismo colombiano desató la campaña de guerra sucia por mi testimonio sobre la impunidad del paramilitarismo en la cúpula política. Casi un año después, el 11 de julio del 2012, cuando el hostigamiento y la difamación se volvió brutal en el buscador de google con toda clase de injurias y calumnias, amén del registro en el Ministerio de Industria del dominio denigratorio rafaelsanchezarmas.es, presenté una denuncia en el Juzgado de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria. La misma recayó en el Juzgado de Instrucción de Victoria Rosell Aguilar. Intervino un segundo juez y dictó auto de archivo. Cuando el Colegio de Abogados me nombró un letrado de oficio para interponer el recurso de apelación, Victoria Rosell Aguilar dejó pasar el tiempo (meses) con el recurso en una gaveta mientras en google mi nombre continuaba enlodado. Mi queja ante el Consejo General del Poder Judicial por dilación indebida provocó la siguiente jugada de Victoria Rosell Aguilar, y dio traslado del caso a un tercer juez. Después de un año de interpuesta la denuncia, el tercer juez rechazó el recurso de apelación por "extemporaneidad". ¡Jueces inamovibles gracias a no ser nombrados por votación popular y por el privilegio de juzgarse entre sí! Hoy por ti y mañana por mí.


Majestad, en breve te reunirás solemnemente con la jerarquía de la judicatura para inaugurar el Año Judicial 2015-2016. Estaré pendiente porque España no puede continuar desacreditándose a sí misma por culpa de la impunidad. La Fiscalía General del Estado ha de intervenir. La justicia en Las Palmas de Gran Canaria está bajo sospecha y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid aparece mencionado en una calumnia en dos perfiles falsos publicados en wordpress.com y godaddy.com. El nombre de España no puede ni debe continuar de boca en boca por el mundo. La paciencia nació conmigo, y si nadie hace justicia continuaré denunciando la persecución política del Estado vengativo.

"De nada sirven las leyes y las sentencias si no se aplican"
(Rafael Catalá Polo, ministro de Justicia)

¡Exacto, tocayo! Manos a la obra y ordena de oficio a la Fiscalía General del Estado que investigue esta denuncia. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid no puede ni debe aparecer en internet mezclado por los ciberparamilitares colombianos en una campaña de TERRORISMO PSICOLÓGICO.


____________________________________________________________


RAFAEL SÁNCHEZ ARMAS

AGENCIA BK DETECTIVES ASOCIADOS

AGENCIA BK DETECTIVES