San José, Costa Rica, Jueves 21 de febrero de 2008, 05:51:24.


NOTICIAS DE
ÚLTIMA HORA
$ Tipo de Cambio
Venta: 499,09
Compra: 493,30
BÚSQUEDA


VER PORTADA IMPRESA

>OPINION

 


PRISMA

“ASALTAR EN COSTA RICA ES UN VACILÓN”

Por Mario Ugalde C.

Subdirector
mugalde@diarioextra.com

Que vergüenza deben sentir las autoridades costarricenses al escuchar a un delincuente colombiano decir que “volverá pronto al país porque asaltar en Costa Rica es un vacilón”. Eso es lo mismo que decirle a los cuerpos policíacos que el “trabajo” que hacen no sirve para nada, la culpa de que esto ocurra la tenemos los mismos ticos, porque todavía seguimos creyendo que como somos un país de paz a nadie se le ocurrirá venir aquí a cometer fechorías, y por eso nuestras fronteras están abiertas “de par en par”... sí, sí; en tiquicia cualquier “hijo de vecino” entra y sale como Pedro por su casa sin que la policía encargada se de cuenta.

Que pena tener que aceptar que las palabras del hampón colombiano José Álvaro Castiblanco Hernández -deportado por segunda vez en menos de un año- son una lamentable verdad, quien no esté de acuerdo con lo que estoy comentando que me explique ¿por qué el mismo ladrón a entrado dos veces a Costa Rica y no se han dado cuenta por dónde? ¿Qué es, que ingresa caminando por la montaña o qué algún funcionario de migración recibe “una mordida” por hacerse de la vista gorda?
Aunque parezca increíble, Castiblanco dijo en marzo del 2007 -cuando fue deportado por primera vez- que obtendría la libertad en pocas horas para regresar a Costa Rica porque aquí robar es un puro vacilón... a manera de chiste y en tono jocoso, el “colombianito” manifestó que le gusta atracar en tiquicia porque los ticos se la ponemos muy fácil. Pues dicho y hecho; el hombre cumplió la promesa de regresar a cometer sus fechorías y nuevamente fue capturado con las manos en la masa y deportado a su país la semana pasada, lamentablemente, ya debe estar preparando su retorno, porque ingresar por nuestras fronteras en tan sencillo como quitarle un confite a un niño ¿verdad?
Costa Rica se ha caracterizado por ser hospitalario con quienes lo necesitan. Pero no tenemos los filtros migratorios adecuados para colar a ese montón de “chusma” que nos llega de diferentes países. Por eso -como dice mamá-, aquí “abrimos la puerta de par en par” para que venga quien quiera, y las restricciones para su ingreso son mínimas, de ahí que muchos de nuestros “huéspedes” utilizan el suelo nacional para robar a vista y paciencia de todos.

Es feo tener que aceptar que Costa Rica se ha convertido en tierra de nadie... perdón, de delincuentes, y que si nuestras autoridades no nos garantizan la seguridad que merecemos, los ticos tendremos que armarnos para defendernos. Que lástima que sigamos igual que hace años... los policías capturan al delincuente internacional, lo entregan al Ministerio Público, estos lo pasan a la Policía de Migración para deportarlo. Allá, en su país de origen, nadie le da seguimiento al caso, lo dejan libre y nuevamente se repite la historia.

Por eso -con todo respeto para los defensores de los derecho humanos- a estos tipos hay que darles una buena garroteada para que por lo menos se acuerden que aquí no estamos dispuestos a que vengan a hacer lo que les de la gana. ¡Ah... y los que piensan que esa lacra tiene derechos, les recuerdo que más derechos tenemos las víctimas que debemos sufrir por culpa de esos desgraciados!




 

 

Parte de la Sociedad Periodística Extra Limitada.
DIARIO EXTRALA PRENSA LIBRECANAL 42RADIO AMERICA